Operación jaula contra el filicida del Hotel Concordia

Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, el presunto filicida del Hotel Concordia de Barcelona, habría enviado varios mensajes amenazantes a la madre antes de perpetrar el crimen. En el último de ellos le afirmó que “en el hotel tenía lo que se merecía”.

Operación jaula contra el filicida del Hotel Concordia
Los Mossos d’Esquadra ya han pedido la colaboración del resto de cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, así como a la ciudadanía, para dar con Martín Ezequiel / Mossos d'Esquadra

Martín Ezequiel Álvarez Giaccio no aparece. El presunto asesino y padre del niño de dos años, hallado muerto en una habitación del Hotel Concordia del Paral·lel de Barcelona, lleva huido desde el martes por la noche, tras cometer el crimen y acabar con la vida de su hijo. El sospechoso huyó saltando la verja de la zona de la piscina del hotel. Las primeras informaciones apuntaban que salió dirección Montjuic. A partir de ese momento, nada más.

Los Mossos d’Esquadra ya han pedido la colaboración del resto de cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, así como a la ciudadanía, para dar con Martín Ezequiel. Su rostro ha inundado las redes sociales y la presencia policial ha aumentado en puntos clave de la ciudad y área metropolitana. En especial, estaciones de tren, autobús y el aeropuerto. También tienen bajo control los alrededores de las viviendas de familiares, amigos y compañeros de Martín, que residía en El Vendrell (Tarragona). El caso es una prioridad, pues el presunto filicida lleva más de 24 horas desaparecido.

Los Mossos piden la colaboración de la ciudadanía

Según informó la policía catalana en su cuenta de twitter, Martín Ezequiel Álvarez Giaccio tiene 44 años, mide 1,78 centímetros de altura, lleva el pelo rapado, la barba recortada, tiene complexión atlética y los ojos marrones.  En el momento de su huida vestía una camiseta gris, unos tejanos y unos zapatos rojos, y no llevaba ningún tipo de bolsa o mochila.

La madre hacía pocos días que se había separado de su pareja y se había instalado en el barrio barcelonés de Sants con su hijo de 2 años y 9 meses. Fue precisamente ella quién alertó a las autoridades de que algo no iba bien. Su expareja recogió al menor el martes por la tarde para dar una vuelta y al cabo de unas horas le anunció que se lo había llevado a un hotel. A partir de ahí empezaron las amenazas.

publicidad

“Te arrepentirás”

Como ha adelantado Mayka Navarro en La Vanguardia, Martín Ezequiel Álvarez Giaccio envió varios mensajes con amenazas y reproches a la madre el día del crimen. Según informa la periodista, el último mensaje que el sospechoso envió a la madre del menor fue: «En el hotel tienes lo que te mereces«. Antes la mujer había recibido amenazas en relación al proceso de separación con el presunto homicida: «Te arrepentirás«.  Fue entonces que, temiéndose lo peor, alertó a las autoridades.

La amenaza que Martín profesó a la madre antes de la muerte del niño lo incrimina presuntamente con la muerte del menor. Además, Martín Ezequiel aparece en las grabaciones de seguridad del hotel en lo que parece su plan de huida. Si se confirma la incriminación del padre en los hechos se trataría de un nuevo caso de violencia vicaria. El iceberg de la violencia de género: atentar contra la vida de los hijos para dañar a la madre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here