ONU Mujeres: «La violencia contra las mujeres, la pandemia en la sombra»

Según la directora ejecutiva de ONU Mujeres, las llamadas de emergencia en relación con la violencia de género han aumentado hasta en un 50% en algunas regiones del mundo. En España, el modelo de prevención ha sido reconocido como un referente para otros países europeos y asiáticos.

ONU Mujeres: «La violencia contra las mujeres, la pandemia en la sombra»
Phumzile Mlambo-Ngcuka es la directora ejecutiva de ONU Mujeres | OM

En este momento, en el que 90 países están en situación de confinamiento, 4.000 millones de personas se refugian en casa ante el contagio mundial de la COVID-19. Se trata de una medida de protección, pero conlleva otro peligro mortal: la violencia contra las mujeres. Así lo considera la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka. Dicha organización internacional ha cifrado hasta en un 50% el aumento de las llamadas de emergencia en relación con la violencia de género durante el confinamiento, a nivel mundial. 

Las autoridades gubernamentales, las personas que defienden los derechos de las mujeres y aliados de la sociedad civil han señalado, según indica dicha organización, un aumento de las detenciones en relación con la violencia doméstica durante esta crisis sanitaria y, por lo tanto, mayor necesidad de protección de emergencia. Entre los países que han alertado de esta situación se encuentra España, aunque según ONU Mujeres, su plan de contención ha servido de ejemplo para otros países, sobre todo, de Europa y Asia. 

La situación se ha agravado

ONU Mujeres advierte, en un comunicado, que antes de que irrumpiese la pandemia por la COVID-19 en el mundo, «la violencia doméstica ya era una de las violaciones de los derechos humanos más flagrantes». Fe de ello es que, en los últimos 12 meses, 243 millones de mujeres y niñas de todo el mundo, con edades comprendidas entre los 15 y 49 años, han sufrido violencia sexual o física por parte de un compañero sentimental.

En la actualidad, la situación de confinamiento —una situación muy excepcional— ha propiciado el avivamiento de tensiones sobre aspectos relacionados con la seguridad, la salud y el dinero, pero también, se asegura desde la organización internacional, otra de mucho más preocupante: la que recae sobre las mujeres víctimas de violencia machista que se encuentran confinadas con sus maltratadores o potenciales maltratadores, lo que provoca que se encuentren aisladas y más vulnerables a sufrir violencia. En muchos países han disminuido las denuncias, pero, por el contrario, han aumentado las llamadas de emergencia tanto por parte de las víctimas, como de testigos. 

Medidas de contención 

Lasorganizaciones en defensa de las mujeres, además de múltiples instituciones gubernamentales, han sido clave a la hora de prevenir y acometer crisis anteriores, asegura ONU Mujeres. Es por eso, por lo que entre sus recomendaciones remarca que la función que actualmente estas organizaciones desempeñan en primera línea debe respaldarse con financiación que se mantenga a más largo plazo. «Se deben potenciar las líneas de atención, el apoyo psicosocial y el asesoramiento en línea, empleando soluciones tecnológicas como, por ejemplo, los SMS, herramientas y redes digitales para ampliar el apoyo social y llegar a las mujeres que no tienen acceso a teléfonos o Internet», especifica Mlambo-Ngcuka.

Por otro lado, los servicios policiales y judiciales se deben movilizar también a fin de garantizar que se proporcione una rápida actuación a los incidentes de violencia contra las mujeres y los menores, evitando que los agresores queden impunes. 

El caso de España 

El Ministerio de Igualdad puso en marcha a principios del confinamiento un Plan de Contingencia, además de medidas muy novedosas junto con los cuerpos de seguridad del Estado, para prestar todos los servicios de prevención, protección y atención necesarios a las mujeres víctimas de violencia machista. Además de la app AlertCops, que se coordina desde los cuerpos policiales, el Ministerio activó un servicio de asistencia emocional y psicológica a través de WhatsApp

Estas medidas fueron reconocidas en una reunión, con 65 participantes, entre los que había Alia El-Yassir, directora de ONU Mujeres para la región de Europa y Asia Central. En dicho encuentro virtual, celebrado recientemente, todos los representantes de los países participantes se interesaron por las medidas adoptadas por el Ministerio de Igualdad para garantizar la atención a las víctimas de violencia de género y otras formas de violencia contra las mujeres en el contexto de la crisis generada por el coronavirus, situando el modelo español como un referente para el resto de las comunidades. 

Los casos detectados en España 

Si hablamos de cifras, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, desveló la semana pasada que, durante el Estado de Alarma decretado para frenar la pandemia del coronavirus, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han realizado 153.730 actuaciones y han procedido a la detención de 4.142 personas por violencia de género. En concreto, en nuestro país, se mantienen las denuncias, incluso han disminuido en algunas comunidades, pero han aumentado las llamadas por malos tratos al 016 en un 30%. 

En este contexto, también resaltó el refuerzo de la iniciativa AlertCops, un sistema que permite comunicarse por chat y enviar alertas geolocalizadas con imágenes y vídeos al centro policial más cercano. En concreto, el ministro recordó que se ha incorporado un botón SOS, cuyo uso se ha extendido también al personal sanitario, de manera que tanto las víctimas de violencia de género como los profesionales de la salud pueden, en caso de necesidad, requerir «de forma discreta» e inmediata la asistencia urgente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Plan de actuación de los Mossos

En Catalunya, según datos recientes de los Mossos d’Esquadra, se constata que, desde el inicio del confinamiento, han detenido a 572 personas por casos de violencia de género y doméstica. Los requerimientos policiales, ya sean por llamadas al teléfono de emergencia o por actuaciones de los agentes, suben un 26% en estas situaciones de maltratos derivados de los problemas de convivencia. Pese a que los Mossos señalan que los incidentes relacionados con la violencia de género mantienen una tendencia por debajo de la media, si se compara con el año pasado, no descartan que cuando se levante el confinamiento aumenten las denuncias por este maltrato de víctimas que no se han atrevido hasta ahora por la situación de aislamiento y de control por parte de su agresor.

Por eso, recuerda que ante cualquier situación de riesgo se puede denunciar en comisaría o en el teléfono de emergencia y que siguen activos los protocolos judiciales y policiales para este tipo de situaciones. Durante el confinamiento, los Grupos de Atención a las Víctimas han realizado más de 7.500 contactos con personas en situación de riesgo de las que hacían seguimiento, ya que unas 4.000 tienen medidas judiciales vigentes. 

«El maltratador eres tú»

Para prevenir y hacer aflorar este tipo de violencia, los Mossos han editado una guía de actuación con consejos para las víctimas que por la situación de alarma están todo el día confinadas con su agresor y pueden ver como aumenta su sensación de aislamiento. El documento ilustra sobre sitios a los que acudir en caso de maltrato, teléfonos y correos electrónicos de contacto o evitar situaciones concretas, como por ejemplo crear un «plan de seguridad específico» en familias con antecedentes de violencia sexual hacia menores o, en caso de maltrato entre padres e hijos, «cuando se inicie el conflicto irse a otra zona del domicilio» y «esperar a que baje la tensión para comenzar un diálogo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here