Once peligrosos fugitivos del Reino Unido podrían estar escondidos en España

Las autoridades británicas piden ayuda para localizar a 11 de los fugitivos más buscados del país, sospechosos de delitos de asesinato, agresión sexual y narcotráfico.

Once peligrosos fugitivos del Reino Unido podrían estar escondidos en España
Algunos de los fugitivos | https://crimestoppers-uk.org/

La Agencia Nacional contra el Crimen británica (NCA) y la organización benéfica “Crimestoppers” han lanzado una nueva edición de la campaña “Captura”, que en esta ocasión pretende localizar a once fugitivos de la justicia británica relacionados con España. En dicha campaña también colaboran fuerzas de seguridad españolas con el objetivo de capturar y detener a estos delincuentes.

Los fugitivos, entre los que hay sospechosos de asesinato, de agresión sexual y de narcotráfico, son los 11 últimos casos que faltan por resolver en una lista de 96. Los 84 restantes ya fueron detenidos en ediciones anteriores de la misma campaña, “Captura”.

Todos los buscados tienen alguna relación con España, aunque las fuerzas de seguridad sospechan que con el paso del tiempo, es posible que se hayan desplazado por otros países y que estén utilizando identidades falsas, según ha advertido la Embajada británica en una nota de prensa.

Larga lista de antecedentes penales

Cinco de los fugitivos están relacionados con delitos de narcotráfico, dos con asesinatos, tres por agresiones y una por delitos económicos. Los organizadores de ‘Captura’ pretenden recordar sus datos ahora que millones de británicos comienzan sus vacaciones estivales en el extranjero.

Uno de los perfiles más destacados es el de Sarah Panitzke (45 años, Fulford), que está en busca y captura por la Administración de Hacienda y Aduanas del Reino Unido (HMRC) acusada de blanquear unos 1.000 millones de libras para un grupo criminal implicado en un fraude del IVA.

Para cometer los presuntos fraudes, Sarah viajó por Dubai, España y Andorra, entre otros lugares. Se fugó en mayo de 2013, antes de que finalizara su juicio. Panitzke tiene acento de Yorkshire y mide alrededor de 1.65m. Otros 18 miembros de su banda han sido condenados.

En la lista también aparece el supuesto asesino, Allan Foster, de 43 años y huido desde mayo de 2006, cuando asesinaron a tiros a David Rice mientras se encontraba en su coche en la localidad británica de South Shields.

Kevin Parle, alias ‘Hemp’ (39 años, Liverpool) es buscado en relación con dos asesinatos ocurridos en Liverpool, en 2004 y 2005. Mide alrededor de 1,98 metros y es pelirrojo. Por último, las autoridades británicas buscan a Derek McGraw Ferguson (56 años, Glasgow) en relación con el asesinato de Thomas Cameron en junio de 2007 en la taberna The Auchinairn Tavern, en Bishopsbriggs, cerca de Glasgow. Es calvo, tiene ojos verdes/azules y mide alrededor de 1.55m.

Los fugitivos eligen España

En el último mes, la Policía Nacional ha detenido a dos fugitivos en la Costa Brava (Girona), el primero, de origen holandés, por robar diamantes en su país y el segundo, alemán, acusado de cometer delitos de violencia de género, detención ilegal, lesiones y múltiples agresiones sexuales contra su expareja. Ambos permanecían escondidos en España desde hacía más de un año.

Otros dos casos han sido registrados en la provincia de Málaga, concretamente en la ciudad de Marbella. A principios del pasado mes de julio, un agente fuera de servicio de la Policía Nacional detuvo en un centro comercial de dicha localidad a dos peligrosos fugitivos suecos, huidos de la justicia después de secuestrar, torturar y lesionar con una máquina perforadora a un compatriota para hacerse con sus claves bancarias. A final de mes, se detuvo a otro fugitivo, en este caso reclamado por Marruecos, por tráfico de drogas.

Santa Cruz de Tenerife también protagonizó un episodio similar durante julio. Agentes de la Policía Nacional detuvieron en el Aeropuerto de Los Rodeos a un fugitivo italiano buscado por un delito de explotación sexual de menores y pornografía infantil.

Y, el caso más reciente tuvo lugar en Barcelona, donde la Policía Nacional detuvo la semana pasada a un fugitivo albanés, después de huir de la justicia italiana y tras haber disparado a dos agentes de seguridad del centro comercial Maremágnum hace 17 años.

El detenido pertenecía a un grupo criminal organizado albanés que se dedicaba al tráfico internacional de sustancias estupefacientes y que operaba en Barcelona y su área metropolitana, así como en algunas zonas de Italia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here