Okupas en Cataluña

El problema okupa está empezando a ser muy grave en Cataluña. 20 denuncias al día y en los primeros 6 meses del año un total de 3.611 okupaciones., la mayoría son burdos chantajes en el que los delincuentes, aprovechando la inacción y lentitud judiciales, sacan tajada económica de la situación

Ricardo Gómez de Olarte

«-Si tu mi das 2.000 euros, yo ti meto una chica con hijo piqueño y no la sacas durante añios«. Este diálogo se produjo a mediados de este verano en Llançá entre un okupa y el propietario de la vivienda. Lo vi reproducido en video en el teléfono del propietario.

El okupa “se sacrificó” y se marchó por 5.000 euros. Los mismos okupas de Llançà que en julio salieron escoltados por los Mossos d’Esquadra habían cobrado 10.000 euros para irse.

Como dije en un artículo anterior, no creo que se trate tanto de un problema de racismo como de un problema de falta de efectividad de la legislación vigente. Los encargados de aplicar la ley, en nombre de un sacrosanto progresismo mal interpretado y de un buenismo que impide llevar la contraria a cualquiera que se autodenomine demócrata, están convirtiendo el país en lo más parecido a una casa de lenocinio.

Llamemos a las cosas por su nombre: el 90% de los ocupas de Llançà son inmigrantes ilegales provenientes del norte de África. La situación se repite a lo largo de la costa catalana. Un grupo se hace fuerte en Comarruga, otros en la Zona Franca de Barcelona, otros en Lloret de Mar, Premiá de Mar… En Llançà, cada día llegan en tren entre 20 y 40 menas del mismo origen desde Figueres hasta Llançà y ocupan dos playas enteras e incomodan a cualquiera que no sea de su origen.

Incluso violentan verbalmente a cualquier mujer de 12 años en adelante. La situación ha llegado a un punto en el que esas dos playas están vedadas a cualquiera que no sea magrebí. De hecho, hasta la Policía Local recomienda no acercarse por esas playas para “no molestar a los chavales”.

El nuevo alcalde, el socialista Sr. Francesc Guisset está más preocupado en mandar a la Policía Local a cerrar a las 23h las terrazas colindantes a su negocio familiar (que, evidentemente, cierra mucho más tarde) que en reforzar el número de agentes de la Policía Local para cosas más necesarias. Y es la misma Guardia Urbana la que olvida que la desinfección de mesas del establecimiento de los Guisset brilla por su ausencia.

Es una anécdota local, lo sé. Pero nos da la medida de cómo funciona nuestro sistema administrativo, no sólo la política local, sino también la autonómica y la estatal. El Instituto Catalán de Finanzas casi siempre ha beneficiado a empresas cercanas al gobierno catalán de turno. Que cada uno interprete el término cercanía como desee: contra peor lo haga, más próximo estará al acierto en la interpretación.

Este extremo me lo confirmó (jactándose de ello) personalmente y delante de un testigo, Maciá Alavedra, que fue durante años el máximo responsable de Economía de Cataluña. Las televisiones públicas, ya sean locales, autonómicas o estatales, solo recogen noticias del agrado del partido de turno: es sintomático el ahínco de TV3 persiguiendo a Juan Carlos I cuando no está imputado y el silencio sobre el caso Pujol cuando ya existe auto de procesamiento. O las burradas de TVE dando pábulo al “vamos a contar mentiras, tralará” de Tezanos y su CIS o de la cifras de Fernando Simón…

La Generalitat, única responsable final de la seguridad ciudadana en Cataluña, no hace absolutamente nada por evitar situaciones como las que venimos padeciendo los que trabajamos para adquirir y mantener una segunda residencia. Como dije en ese otro artículo anterior, los políticos que dirigen los Mossos únicamente deciden actuar contra ese tipo de situaciones si los afectados son municipios o personas vinculadas a los partidos en el poder.

En el mismo sentido la Guardia Civil o el CNP solo está actuando cuando afecta a los dirigentes. Recordemos la policía patriótica del último gobierno de Rajoy o la nueva Gestapo de Grande Marlaska intentando censurar opiniones contrarias al gobierno.

El problema okupa está empezando a ser muy grave en Cataluña. 20 denuncias al día y en los primeros 6 meses del año un total de 3.611 okupaciones. La mayoría son burdos chantajes en el que los delincuentes, aprovechando la inacción y lentitud judiciales, sacan tajada económica de la situación. Seguro que la mayoría ha visto el video de esa chica que muy educadamente reta a la propietaria de una vivienda a que los abogados se pongan de acuerdo. Por el acento de la okupa y del acompañante de la propietaria parece que sucede en Canarias.

La situación se va agravando. El desmadre ocasionado por la “actitud” progresista y buenista respecto a la absoluta falta de control en la inmigración y sus consecuencias posteriores son nefastas para una sociedad en la que cada día hay más paro. Las diferentes culturas enriquecen a cualquiera, es cierto. Pero hay unas normas de convivencia básicas que no se respetan.

No es normal que una mujer no pueda dirigir la palabra a un magrebí por el mero hecho de ser mujer. Tampoco lo es que el magrebí se sienta ultrajado porque un occidental intente hablar con una mujer magrebí. Es absurdo que se tolere la celebración de los rezos musulmanes en pleno confinamiento y no se permita una misa en la Sagrada Familia acorde con las medidas restrictivas de aforo en la fase de desescalada.

En nombre de una convivencia y del multiculturalismo estamos llegando a situaciones kafkianas. Una cosa ha llevado a la otra y la okupación, que no deja de ser un atentado contra la propiedad privada, derecho recogido en la Constitución, ya es un grave problema de orden público. Bien haría el gobierno en cerrar esa web donde los okupas se ayudan entre ellos y se explica cómo eludir la acción legal de respuesta. Pero claro, eso no es ni moderno ni progre.

La ley, ciertamente, es lenta. Pero los jueces no están maniatados. Cobardes puede que algunos sí lo sean, pero maniatados no lo están. Soluciones jurídicas “haberlas hailas”. Tan solo se necesitan imaginación, sangre fría y conocimiento de la ley. Lo que sucede es que la impaciencia de los perjudicados y la inacción de las fuerzas del orden -politizadas hasta ese extremo- provocan que muchas veces las víctimas de la ocupación/chantaje se dejen llevar por la ira y quieran tomarse la justicia por su mano. Incluso así, tampoco lo saben hacer, todo sea dicho; que para todo hay un método.

No voy a dar aquí explicación alguna sobre como evitar o desmontar la okupación para no dar lugar a que esos chantajistas puedan tomar contramedidas. Pero si no le ponemos freno, la situación se agravará aún más. Quien quiera y tenga ganas, que investigue cómo se establecieron de verdad los musulmanes en España y la llegaron a dominar durante siglos. Una pista: no solo fue por las armas; miren hacia el vacío demográfico. Según lo que podemos ver, los musulmanes de ahora no son, ni de lejos, tan permisivos (convivencia de culturas y religiones) ni tan innovadores como lo fueron los de entonces (riego, matemáticas, agricultura).

Tengo algunos amigos musulmanes. Uno de ellos vive en USA desde joven, otro sigue viviendo en Bangladesh. Ambos con estudios superiores y ambos coinciden conmigo: la radicalización musulmana no se produce en USA ni en China. Básicamente es en Europa y en aquellos países musulmanes radicalizados y que fomentan el terrorismo.

“Los buenos hacen caso omiso del peligro cuando se está gestando y no emprenden acciones sino cuando la necesidad es ya extrema. Desean la paz, aunque sea sin honor, y no es raro que su tardanza y su inacción los lleven a perder ambos.”
Cicerón

1 Comentario

  1. La mayoría de los estados de los EE. UU. cuenta con leyes de la doctrina Castle,estas leyes se aplican para defender Tu hogar y Tú negocio, esto mezclado con la segunda enmienda, hace al ciudadano sentirse respaldado por un gobierno, sabiendo que si entran a robar a Tu casa, (cuando estás durmiendo, o fuerzan la puerta cuando creen no estás,o intentan robarte en tu negocio, puedas defenderte disparando en esas dos aberraciones.
    Hace años que España es el coño de la Bernarda, okupación, saqueos, entrada masiva de ilegales que llegan a España engañados por culpa del socialismo y su efecto llamada de puertas abiertas,(votos asegurados ,con el saqueo de impuestos a los contribuyentes)
    Leyes si,pero tipo la segunda enmienda y la doctrina Castle, se acababan las tonterías en este país de funcionarios serviles,periodistas sumisos y políticos inútiles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here