Nuevas pistas sobre Madeleine McCann: los investigadores creen que murió en Portugal

La Policía alemana cree tener nuevos indicios sobre las desaparición de Maddie, entre ellos que la pequeña nunca llegó a salir con vida de Portugal, donde estaba veraneando con sus padres cuando fue secuestrada

Nuevas pistas sobre Madeleine McCann: los investigadores creen que murió en Portugal
Kate y Gerry McCann posan con una imagen generada por computadora de su hija desaparecida Madeleine, en Londres (Reino Unido), 2012. / Reuters

Madeleine McCann tendría 18 años en la actualidad. Fue secuestrada con tres en un complejo vacacional de Praia da Luz, al sur de Portugal. Tras muchos años investigando cómo y quién pudo haberse llevado a la pequeña, el pasado verano las policías británica y alemana apuntaron como principal sospechoso a Christian Brueckner. Se trata de un ciudadano alemán, de 43 años, en prisión por violar a una mujer, justamente, en la misma localidad en la que desapareció McCann.

Tras los nuevos indicios hallados a raíz de esta sospecha, que llevaron a los agentes a encontrar, incluso, cartas con el presunto paradero del cuerpo de la pequeña, los investigadores alemanes, ahora, están sacando nuevas conclusiones. El fiscal Hans Christian Wolters asegura tener «pruebas concretas» que incriminan directamente a Brueckner y que además apuntan al lugar exacto donde se cometió el crimen. Por el momento, estas averiguaciones no pueden ser reveladas y Wolters espera que a finales de este verano la acusación se hará formal para poder hacer una reconstrucción de los hechos gracias a un testigo clave en la investigación

En cualquier caso, los investigadores alemanes creen que Maddie no llegó a salir con vida de Portugal. Christian Brueckner vivía en aquella época en la misma zona de Portugal donde veraneaban los McCann.

Se retoma el caso con más fuerza que nunca

En julio pasado, la Policía alemana registró una parcela en Hannover donde solía alojarse Brueckner cuando regresaba de Portugal. Se cree que estaban buscando cualquier pista, incluidos ordenadores, que pudieran vincularlo con el caso. Actualmente Brueckner, de 44 años, está cumpliendo siete años de prisión por la violación de una mujer estadounidense de 72 años en el Algarve, la misma zona en la que desapareció Maddie, en 2005.

Tras apuntar a este violador como principal sospechoso, el diario británico Mirror, adelantóel hallazgode una carta encontrada cerca de los apartamentos dónde desapareció Madeleine y enviada a un medio holandés en 2014. La nota, ya en posesión de los investigadores, fue escrita por un ciudadano alemán, amigo de Brueckner, que vivía en la zona con su autocaravana y que podría saber dónde está el cuerpo de Maddie. No se ha confirmado si este presunto amigo de Brueckner es el testigo clave de la investigación o han aparecido de nuevos.

Según la pista, fue arrojada a un lago

La prioridad entonces era la de encontrar a este hombre e interrogarlo en calidad de testigo y no como sospechoso, asumiendo que es la única baza que les queda para lograr que dé la cara y colabore en la resolución del caso. Esta pista provenía de una carta encontrada por un miembro del equipo de mantenimiento de los apartamentos de Praia da Luz en 2014 y que fue remitida a un diario holandés, en la que decía que Madeleine había sido arrojada al agua en el lago Barragem da Bravura, situado en un parque natural, a unos 25 kilómetros al norte del lugar de la desaparición. 

El fiscal Wolters no ha confirmado si los nuevos indicios van relacionados con este hallazgo, publicado el pasado mes de septiembre por el diario Mirror.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here