NADA ( y 2 )

Ricardo Gómez de Olarte

Anteriormente me he referido a esos detalles olvidados por los dirigentes indepes. Voy a intentar describirlos hoy.

El primero de ellos es que casi todos los acusados y juzgados en ese procedimiento manifestaron que no fue una verdadera declaración de independencia, que fue una cosa simbólica, algo así como para calmar a la masa. Por tanto, o mintieron al Tribunal o mintieron a sus votantes.

Otro detalle olvidado es que la UE ha dejado muy claro y repetidamente que no están dispuesta a admitir a Cataluña como estado miembro.

Otro olvido es que para obtener el indulto, entre otros requisitos, se debe reconocer la autoría del delito y pedir perdón con ánimo de no reincidir, así como haber pagado todas las multas impuestas. La caja de resistencia está vacía y el nuevo lema indepe de “Lo volveremos a hacer” no va a ayudar nada.

Y el principal “despiste”: los indepes no son mayoría.

Ajeno a los despistes está el “síndrome Simeone”. El jugar cada partido como si fuera una final de la Champions se puede sostener durante media temporada. Una a lo sumo. La masa indepe, que serían los jugadores de Simeone, está agotada. Llevan años jugando cada evento político como si fuera el “final rush”. Los políticos llevan muchos años prometiendo y declarando la independencia sin que ésta llegue.

Como decía antes, no deja de ser toreo de salón para que los “prusesistas” se forren. Gente como Toni Soler, el grupo Godó (aunque al conde le da igual porque cambia de bando con una “sans façon” inusitada), Rahola, editores de diarios que solo hacen caja por las subvenciones (diario Ara, sin ir más lejos), etc. tendrían que trabajar de verdad, en un mercado de verdad y compitiendo de verdad. Y, claro, eso no mola. Es cansado y no se gana pasta. Hasta se podría perder.

Los que trabajan como todo hijo de vecino, ya hacen bastante con ir a las manifestaciones del 11 de septiembre como para volver a faltar al trabajo y jugarse una pasta que, en los tiempos de EREs masivos que vivimos, no está el horno para panellets indepes. Y los prusesistas viven de eso.

Los demás, no. Los demás tienen el fin de mes y la hipoteca muy lejos de Waterloo. Salvo los zombies de la CUP que, siguiendo consignas superiores, cortarán algunas autopistas para luego refrescarse en la piscina del chalet de papá. Todo ello con la habitual pasividad de los Mossos d’Esquadra.

Pero si hasta ahora el indepe medio se ha tragado la milonga de que Rafael de Casanova luchó por la independencia de Cataluña y que Companys fue un santo mártir de la causa indepe, ¿por qué no van a continuar comulgando con ruedas de molino? Companys hizo detener, torturar y ejecutar a más de 8.000 civiles sin juicio alguno. La checa de la calle San Elías de Barcelona todavía rezuma sangre y la memoria histórica no recuerda eso y la anestesia del casoplón de Galapagar acalla muchas conciencias podemitas.

En cuanto a Rafael de Casanova, en defensa del Archiduque Carlos (austríaco) luchó e hizo sacrificar a 6.000 barceloneses sin formación militar frente a 35.000 soldados y 5.000 jinetes profesionales mandados por el Duque de Berwick, general del aspirante borbón al trono de España.

Fue guerra de sUcesión, que no de sEcesión. Berwick le ofreció a Casanova la rendición y la posibilidad de evitar el derramamiento de sangre. Casanova no aceptó, quizás por intuir que para él no habría perdón. Se empecinó en una batalla perdida de antemano en contra de la opinión de su general Villarroel, que se opuso a la absurda, estéril e inútil resistencia. Finalmente la Barcelona austríaca cayó, Casanova mandó a un propio a rendir la ciudad y huyó disfrazado de monje. Casanova fue un loco que condujo a la muerte a 6.000 personas para defender a un rey austríaco para el trono español. ¿Será por eso que las barcelonesas calles de Casanova y Villarroel son contiguas y paralelas? Dos calles que juntas no confluyen jamás.

¿Puigdemont habrá estudiado a Casanova? Recordemos que Puchi, tras mentir a su pueblo, huyó escondido en el maletero de un coche.

Volviendo al tema que nos ocupa, después del pataleo, no pasará nada. Si están verdaderamente dispuestos a hacer algo deberían montar la bronca en Madrid, pero son cobardes hasta para eso. Ahí no hay Mossos que miren para otro lado. A los burguesitos indepes, en plena tertulia etílica en la Costa Brava o en Menorca se les llena la boca de gin tónic y hablan de contratar mercenarios para una confrontación bélica.

Tras la siesta resacosa, se van a cenar al restaurante de moda y su interés surfea hacia si Fefa ha abusado del “retoque” en el labio superior o se ha pasado con el bótox .El pueblo gritará un poquito, tranquilizará su conciencia y a casita, que mañana hay que trabajar y vender productos catalanes en Zaragoza. Es decir, la misma NADA de siempre.

Se hace también saber, que siendo la esclavitud cierta y forzosa, en obligación de sus cargos, explican, declaran y protestan los presentes, y dan testimonio a las generaciones venideras, de que han ejecutado las últimas exhortaciones y esfuerzos, quejándose de todos los males, ruinas y desolaciones que sobrevengan a nuestra común y afligida Patria, y extermine todos los honores y privilegios, quedando esclavos con los demás españoles engañados y todos en esclavitud del dominio francés; pero así y todo se confía, que todos como verdaderos hijos de la Patria, amantes de la libertad, acudirán a los lugares señalados, a fin de derramar gloriosamente su sangre y su vida por su Rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España.

Último párrafo del discurso de Rafael de Casanova

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here