NADA (1)

Ricardo Gómez de Olarte

La mayoría de los medios, “enteraos”, tertulianos y opinadores profesionales (entre los que no me incluyo dado el carácter altruista de mi colaboración) aventuran una sentencia dura en el denominado juicio del “prusés”. Como abogado en ejercicio, hace años que aprendí a ser prudente en casos de este estilo. En cualquier caso no es este mi propósito.

Prefiero aventurarme en lo que pasará –o puede llegar a pasar- a raíz de la sentencia. Mi respuesta en esa tesitura pos sentencia es el título de esta pieza: NADA. No pasará nada.

La predicción es fácil. Los “indepes” se rasgarán las vestiduras; dirán que España ha dejado de ser una democracia; que no se respetan los derechos humanos o/y civiles; que Europa reconocerá los anteriores extremos; que el Tribunal de Estrasburgo les dará un revolcón a los fascistas de los magistrados del Supremo, bla, bla, bla, bla…

Se convocarán manifestaciones; quizás alguna se pasará de medida, “el pueblo ha hablado dejando en ridículo a España”; llegarán los tractores para bloquear Barcelona; los “yayoflautuas” y “jubiflautas” exigirán la libertad inmediata de los presos y, por ahora, presuntos delincuentes a los que ellos llaman presos políticos; bla, bla, bla, bla…

La rutina de siempre que no conduce a nada más que fomentar la imagen de una Barcelona convulsa políticamente y que se alía con el incremento de delincuencia. Colau dirá que ella también fue presa política, que tiene que encontrarse una solución política, que parte de su supuesta bisexualidad se forjó en esa época, y que en Barcelona, si bien efectivamente hay un repunte de delincuencia, los medios de comunicación se han conjurado para hundir la imagen de la ciudad (¿a quién no le recuerda su postura a la del complot judeo masónico del franquismo?)

La inefable presidenta de la Asamblea Nacional de Cataluña, Elisenda Paluzie -ex alumna del Liceo Francés y no de una escuela catalana- exigirá (aquí exige todo el mundo) a los políticos la ruptura unilateral con España. Su antecesora Carme Forcadell hizo lo mismo cuando fue presidenta de la ANC. Sus “exigencias” le condujeron a ser Presidenta del Parlament de Cataluña con un sueldazo y jubilación. Eso sí, poner en práctica sus exigencias le ha servido para llegar a cometer un delito a pesar de que fue avisada varias veces. Es decir, una cosa es el toreo de salón y otra salir al ruedo y demostrar lo valiente que eres si te quieres arrimar al morlaco.

Rufián, en su nuevo papel de macarra moderado (ha pasado del hortera al que se le deniega la entrada en la discoteca a portero de esa misma discoteca y que ahora es quien deniega la entrada a otros horteras) se pondrá de perfil, le darán penita sus correligionarios y dirá que así se hace más difícil sostener el gobierno de Sánchez. Tardá, desde una cómoda tercera fila -sin cargo ni responsabilidad- también podrá despotricar al igual que hará la nueva CiU o como se llame para ese entonces.

Se exigirá el indulto inmediato con el contrasentido que ello comporta. Si se quiere independencia judicial, ésta pierde todo el sentido con lo que exigen (¡otra vez!) los indepes, esto es, que el gobierno dicte la sentencia o la inutilice con el indulto. La misma independencia judicial de la que se enorgullece el PP cuando condenan a sus rivales políticos, pero denosta cuando se les juzga a ellos. Y eso que tiene el récord de presos preventivos por corrupción frente al PSOE de los EREs, los Pujolone, etc…

La Rahola pontificará debajo de su cardado de señorona de los años 50 y empezará a verdulear en TV3 (“la seva”) como suele hacer ante cualquier cosa que no sea el dictado de su señorito, Cocomocho. A su vez Puchi arengará a las huestes que todavía le siguen. Es decir, a todos se les llenará la boca de victimismo patrio catalán y ninguno se enfrentará a los Tribunales ni organizará manifestaciones o tractoradas en Madrid, que ahí no están los educados Mossos para facilitar las cosas.

Pero todos, absolutamente todos, se olvidarán de algunos detalles que procuraré recoger en la siguiente entrega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here