Morad, a juicio por intentar robar en un piso de Barcelona

El artista catalán está acusado de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa y un delito de amenazas no condicionales. La Fiscalía pide para él dos años y medio de cárcel.

Morad, a juicio por intentar robar un piso en Barcelona
El cantante se enfrenta a una pena que podría llevarlo a prisión | Instagram

El polémico rapero de L’Hospitalet de Llobregat, Morad, se sentará el próximo 13 de septiembre en el banquillo de los acusados. Lo hará como presunto autor de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa en un piso de Barcelona y un delito de amenazas no condicionales, por los que la Fiscalía pide para él una pena de dos años y medio de prisión.

El escrito de la acusación, al que ha tenido acceso La Vanguardia, explica que, una noche de febrero de 2018, Morad y un amigo accedieron a un edificio de viviendas situado en la calle d’Homer, en el barrio del Putxet (Barcelona). Allí, con la ayuda de un destornillador, intentaron abrir la puerta de una de las viviendas con la intención de robar en el interior. Justo en ese momento, un vecino de la finca los sorprendió con las manos en la masa. El vecino, indignado, realizó varias fotografías a los presuntos ladrones, lo que provocó la ira del rapero y su acompañante. «Te voy a matar hijo de puta, te voy a esperar aquí hasta que salgas», le gritó uno de ellos. 

Las fotografías tomadas por el vecino serán exhibidas, así como unas imágenes captadas por unas cámaras de seguridad de la zona, el próximo lunes en el Juzgado de lo penal nº 11 de la Ciutat de la Justicia de Barcelona. Además del rapero, que tendrá que prestar declaración en calidad de acusado, están llamados a declarar como testigos tanto el vecino del inmueble asaltado como los Mossos d’Esquadra que dirigieron la investigación hasta dar con los presuntos autores de estos hechos. 

publicidad

Protagonista de varias polémicas

Los últimos meses han sido agridulces para el artista catalán. Si bien es cierto que hace pocos días Morad colgaba el cartel de “entradas agotadas” en el Estadi Olímpic de Barcelona, evidenciando que su carrera artística va viento en popa, en los últimos meses ha copado más titulares por sus polémicas que por sus triunfos. 

En julio, el artista fue detenido por saltarse la cuarentena y agredir a unos agentes de la BRIMO que acudieron a desalojar una fiesta ilegal en el barrio La Florida de L’Hospitalet, de donde es oriundo. Asimismo, este verano el cantante volvía a ser noticia, esta vez por un incidente protagonizado por su expareja. Mientras Morad dormía con su actual novia, su expareja entró en el domicilio y apuñaló a la chica. La presunta autora de este ataque, vecina del Prat, permanece desde entonces en paradero desconocido y los Mossos continúan buscándola como responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here