Mataron a balazos al hombre equivocado

En la Audiencia Provincial de Madrid se juzga esta semana a tres sicarios colombianos, acusados de asesinar por error a un joven al que confundieron con el que iban a matar

Mataron a balazos al hombre equivocado
Breiner Augusto P.T. fue detenido en Colombia

Esta es una de esas historias reales que superan la imaginación de cualquier escritor de novela negra. Empieza y termina con un error garrafal, que tuvo como principal consecuencia la muerte de un joven madrileño que, por desgraciadas casualidades de la vida, tenía ciertas similitudes físicas con quien tenía que ser la víctima real de los tres sicarios colombianos.

Demasiadas e inoportunas casualidades condujeron a José Luís Lucas, el joven asesinado por error, a la boca del lobo. Él ni siquiera lo sabía, pero le salvó la vida a uno de los aluniceros más conocidos de la capital española.

El gran error

Era septiembre de 2014, la víctima, un joven ejecutivo en paro, acababa de salir de un curso que el Servicio Público de Empleo Estatal impartía en el número 21 de la Avenida de Córdoba en Madrid, una vía entre los barrios de Usera, Legazpi y Puente de Vallecas.

Segundos después de subirse a su vehículo, que lo tenía aparcado en las inmediaciones del lugar, un hombre subido en una motocicleta golpeó su ventana.

Como relata El Español, ante la insistencia de aquel desconocido, José Luis abrió la puerta e intentó salir del coche. En ese instante, aquel extraño, ocultando su identidad bajo un casco, le apuntó con una pistola semiautomática. Sin mediar palabra, un segundo después le descerrajó tres tiros en el rostro y cinco más entre el pecho y el abdomen. El joven murió en el acto a plena luz del día.

La posterior investigación

El asesino, según explicaron fuentes policiales a El Español en diciembre de 2017, buscaba a un conocido alunicero de la capital de España que, probablemente, antes había robado un cargamento de cocaína a una banda de narcotraficantes colombianos.

Quisieron cobrarse la deuda con su vida. Pero erraron. Al menos en su primer intento, porque dicho alunicero finalmente falleció a manos de otro sicario en mayo de 2017, tres años después de que estos tres sicarios colombianos asesinaran al hombre equivocado.

José Luis y él tenían la misma edad, 32 años, y una complexión similar (altos, fuertes, cabello oscuro). Ambos conducían el mismo coche -un Smart- y cada tarde de los últimos meses se les veía entrar al mismo edificio de la avenida de Córdoba.

La víctima lo hacía para seguir formándose mientras buscaba otro trabajo; el delincuente con el que le confundieron, para esculpir sus músculos en el gimnasio Liceo, unas plantas más arriba de donde se impartía el curso al que iba la persona que, sin saberlo, le iba a salvar la vida.

Detenidos y acusados

Un jurado popular se encargará ahora de juzgar a Breiner Augusto P.T., Johnson Andrés M.V. y José Arbey R.A., para quienes el fiscal pide, respectivamente, condenas de 23 años, 18 años y medio y 18 años de cárcel.

Breiner Augusto, considerado autor material de los disparos, fue detenido tratando de pasar de Colombia a Guatemala el 31 de mayo de 2016 en virtud de una orden de detención internacional. Pocas horas antes de ese mismo día había sido detenido en Madrid, Johnson Andrés, el hombre que supuestamente entregó el arma a Breiner. José Arbey había sido arrestado previamente por otra investigación.

La Fiscalía relata en su escrito de acusación particular que, durante varias semanas, los tres prepararon el asesinato conjuntamente. Breiner alquiló con nombre falso un apartamento en Madrid, una moto y una blackberry. Todas las comunicaciones las mantuvieron por el sistema de mensajería de ese teléfono.

Una vez estuvieron los tres detenidos y en prisión preventiva, negaron los hechos durante toda la instrucción del caso, llevada a cabo por el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid.

El juicio

Ahora, un jurado popular deberá decidir si son culpables o no tras un juicio cuya duración será de 10 días y se celebrará en la Sección Primera de la Audiencia madrileña.

Este lunes se inició con la primera sesión y el abogado de la víctima aseguró que “hará todo lo posible para que los sicarios terminen condenados” aunque reconoce que se trata de una trama muy compleja, puesto que se encuentran ante “unos profesionales de matar».

Durante esta primera jornada, que se alargó más de cuatro horas y que han seguido desde fuera tanto las hermanas y el cuñado de la víctima, así como la mujer de uno de los acusados, ha quedado constituido el jurado popular que enjuiciará a Breiner Augusto P.T., Johnson Andrés M.V. y José Arbey R.A, quienes serán interrogados este martes.

El abogado de la víctima ha sentenciado que “los asesinos no solo confundieron a la víctima en el momento en que lo mataron, sino que se equivocaron todo el tiempo que lo estuvieron siguiendo y observando”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here