Macrooperativo policial contra el tráfico de marihuana en Granada

La intervención, en la que participan 200 agentes de la Policía Nacional, afecta a la zona norte de la ciudad, la más importante de tráfico de cannabis.

Macrooperativo policial contra el tráfico de marihuana en Granada
Vehículo de la Policía Nacional.

La Policía Nacional ha lanzado a primera hora de la madrugada de este jueves, con la colaboración de Vigilancia Aduanera, la Operación Cake contra el tráfico de marihuana en la zona norte de Granada capital. Más de 200 agentes del Cuerpo Nacional de Policía se han trasladado a primera hora al barrio de Almanjáyar, una de las zonas más “calientes” en relación con el cultivo y tráfico de marihuana de la ciudad y del país.

Según informa una portavoz policial, durante el transcurso de dicha operación se prevé la realización de numerosos registros y detenciones de personas relacionadas con el cultivo y tráfico de cannabis. Esta misma fuente asegura que la operación se podría prolongar hasta más allá del mediodía de este jueves.

La operación se encuentra bajo secreto judicial y no han trascendido todavía detalles sobre el número de detenidos, ni tampoco de la cantidad de droga aprehendida. El gran despliegue de agentes incluye más de 200 policías especializados de las comisarías de distrito: GOES (Grupos Operativos Especiales de Seguridad), GOIT (Grupos Operativos de Intervenciones Técnicas), UIP (Unidades de Intervención Policial), UPR (Unidades de Prevención y Reacción), guías caninos, medios aéreos y Policía Judicial, además de agentes de Vigilancia Aduanera.

Aumentan el tráfico, el cultivo y las intervenciones

Según el Ministerio del Interior, el cultivo de plantas de cannabis ha aumentado considerablemente. Fuentes de este organismo estiman en un 60% el aumento de las intervenciones policiales relacionadas con la marihuana y calculan que hay unas 50 organizaciones en España dedicadas al tráfico de esta sustancia, cuando hace unos cinco años apenas lidiaban con un puñado de grupos pequeños y sin organizar. La policía habla ahora de grandes tramas.

Y es que, de hecho, estos datos coinciden los índices de consumo. La marihuana, junto al hachís, es la droga ilegal más consumida en España. El 35% de los españoles, más de un tercio de la población, asegura haberla probado alguna vez a lo largo de su vida, según la Encuesta sobre alcohol y otras drogas en España (Edades) del Ministerio de Sanidad.

Existen carencias en su regulación

Esta “generalización” del consumo y como consecuencia del cultivo y tráfico de la marihuana ha situado a España como uno de los principales productores europeos, sin que se llegue a un acuerdo sobre su regulación. El Código Penal establece como delitos el cultivo, la elaboración, el tráfico y la posesión ilícita, así como las actividades que promuevan, favorezcan o faciliten el consumo de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas. Sin embargo, el Código Penal español no considera delito el consumo, la posesión y el cultivo de cannabis siempre que sea para uno mismo y no esté destinado al tráfico.

El Tribunal Supremo utiliza una tabla elaborada por el Instituto Nacional de Toxicología que establece la dosis media de consumo, atendiendo a que un consumidor se suele proveer de sustancia para cinco días y fijando así en 100 gramos la posesión legal para el consumo personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here