Los presuntos asesinos de Samuel serán acusados de delito de odio

La jueza les atribuye un delito de asesinato por el crimen del joven coruñés de 24 años, además de un delito de homicidio en grado de tentativa por la agresión a Ibrahima. Asimismo, imputará a dos de ellos por delito de odio y a un tercero por robo con violencia.

Los presuntos asesinos de Samuel serán acusados de delito de odio
Los tres principales acusados han llegado a los Juzgados en un autobús de la Guardia Civil | Europa Press

La jueza del Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña que instruye la causa por el asesinato de Samuel Luiz ha citado hoy a los tres varones mayores de edad, que permanecen desde su detención en prisión provisional, para comunicarles los delitos que finalmente les imputará. También ha citado a la joven a la que dejó en libertad con medidas cautelares.

Los tres hombres han sido imputados por un delito de asesinato, y no de homicidio. A los dos que participaron activamente en la agresión y cuyo ADN ha aparecido en el cuerpo y la ropa de Samuel, se les atribuye también un delito de odio al haber proferido insultos homófobos a la víctima. El último será imputado por delito de robo con violencia al haber sustraído el teléfono móvil de Samuel. A la única mujer detenida en relación a este caso como presunta encubridora, para la que la jueza decretó libertad provisional, se la acusará también de asesinato. 

Además, les imputa otro homicidio en grado de tentativa: el de Ibrahima, el senegalés que intentó proteger al joven coruñés de la paliza mortal. La jueza ha desvelado también en el auto conocido este jueves que será un juzgado popular el encargado de dirimir un veredicto sobre el crimen de Samuel. 

Se reunieron tras el crimen

El comisario Pedro Agudo, que forma parte de la investigación, ha revelado que los principales autores del asesinato de Samuel se reunieron apenas una hora y media después del crimen. Lo hicieron en un parque de A Coruña en el que hablaron de la paliza, sin mostrar ningún signo de arrepentimiento. Así lo han trasladado a los agentes los testigos que esta noche presenciaron el encuentro improvisado de los asesinos del joven coruñés.

publicidad

Pero, además, los investigadores saben que los implicados se reunieron por segunda vez al día siguiente, cuando ya se conocía el desenlace de los hechos por los medios de comunicación. En total, ocho personas se dieron cita para analizar los mensajes que se habían intercambiado y para borrar todo rastro que pudiera relacionarlos con el asesinato. Sin embargo, la eliminación de las pruebas incriminatorias no les ha servido de nada. La dura imputación de la jueza este jueves augura un proceso judicial desfavorable para todos ellos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here