Los policías de 1-0 utilizaron “la menor violencia posible”, según un Tribunal

Nueva sentencia firme que absuelve a un policía acusado de lesiones por entender que “actuó en el cumplimiento de su deber y en el ejercicio de su oficio” durante las cargas del 1-O

Los policías de 1-0 utilizaron “la menor violencia posible”, según un Tribunal
cargas policiales durante el 1-O

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Lleida ha absuelto a un agente del Cuerpo Nacional de Policía que había sido acusado de un delito de lesiones durante las cargas del 1-O al entender que “actuó en cumplimiento de su deber y en el ejercicio de su oficio y cargo”.

Los hecho encausados ocurrieron sobre las 13h 0 minutos del día 1 de octubre del 2017 en la escuela de adultos Joan Carles I ubicada en la calle Mercé de Lleida.

Allí se dispuso un “colegio electoral” contra el que las dotaciones policiales, en aplicación del mandato de la sala civil y penal del TSJC, cargaron para impedir el referéndum que el Constitucional había declarado ilegal.

¿Policía encolerizado?

El policía denunciado golpeó con su defensa (porra) a una ciudadana que le acabaría denunciando por las heridas sufridas en del brazo fruto de la carga policial.

La denuncia hablaba de policía “encolerizado” que utilizó la fuerza de forma desproporcionada e incontrolada. Tanto es así, dice la denuncia, que el policía llegó a golpear en su arrebato a un compañero.

Policía intuitivo

La sección primera de la Audiencia de Lleida hace una valoración radicalmente distinta.

Dice que el agente actuó según las órdenes que dictaron los tribunales, que lo hizo después de ser agredido toda vez que antes la acción denunciada, el policía fue golpeado con un objeto en la cabeza lo cual le provocó un estado de stress “que justificó su actuación”.

La Audiencia afirma que el acusado (ahora absuelto) utilizó la menor violencia posible y que su actuación fue proporcionada. El Tribunal añade que el agente actúo “en un contexto hostil y, a pesar de ello, no actuó de una forma colérica -como decía la denuncia- sino intuitiva”.

Para la Audiencia de Lleida, la actuación de éste y del resto de agentes obedeció, además, a su obligación de garantizar la seguridad, también de sus compañeros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here