Los Mossos se preparan para un 10-N con «máxima activación» de efectivos

Esta activación se suma a las medidas de seguridad antiterroristas de nivel 4 propuestas por el Ministerio de Interior, el pasado domingo.

Los Mossos se preparan para un 10-N con «máxima activación» de efectivos
Efectivos de la Brimo de los Mossos | sme-mossos.cat

La cúpula de los Mossos d’Esquadra ha ordenado a todos sus efectivos que se preparen para un escenario de «máxima activación» de cara al 10-N, para proteger los colegios electorales, según un comunicado interno firmado por el comisario jefe, Eduard Sallent.

Según ha publicado El País, la previsión es que una patrulla de Mossos vigile cada punto de votación en municipios de más de 4.000 habitantes. 

Se anulan solicitudes de permiso

La Jefatura de la policía catalana también ha acordado para el sábado —jornada de reflexión— y el domingo de las elecciones generales, que se desestimen todas las solicitudes de permiso presentadas esta semana. La máxima activación abarca a los agentes de la Comisaría General de Información y de Mediación, a los antidisturbios de la Brigada Móvil (Brimo) y al Área de Regional de Recursos Operativos (Arro).

Esta previsión de los Mossos se confirma después de conocerse el plan del Ministerio de Interior de reforzar todas las medidas de seguridad antiterroristas de nivel 4, con motivo de la celebración de las elecciones generales del próximo domingo, 10 de noviembre. La principal preocupación de Interior y, también, de la Junta Electoral Central (JEC), es el temor de que los manifestantes convocados por ‹Tsunami Democràtic› para la jornada de reflexión ocupen los colegios electorales la noche del sábado al domingo. 

Sin embrago, la organización surgida a raíz de la sentencia del procésaseguró, tras conocer esta decisión, que la intención es la de «convocar una jornada de desobediencia civil» y «llenar las plazas de los municipios de las 16:00 a las 22:00 horas, en un jornada política, cultural y festiva», remarcando que se tratará de una convocatoria pacífica para el sábado de reflexión, pero que para el día siguiente se «defenderá el ejercicio de derecho a voto». 

En este sentido… 

También está previsto que todas las comisarías territoriales activen agentes para reforzar el patrullaje preventivo en los colegios electorales, la noche del sábado al domingo.

Fuentes conocedoras del dispositivo han informado que la Policía Nacional y la Guardia Civil estarán «a disposición de los Mossos para lo que puedan necesitar» y que la coordinación entre cuerpos es buena. De hecho, en el marco del plan de Interior, se han desplazado a Catalunya hasta 2.500 policías nacionales y casi 2.000 guardias civiles. Unas cifras que casi se asemejan en volumen a las que se movilizaron para el referéndum del 1-O. 

Los nuevos efectivos, que refuerzan las medidas del nivel 4 antiterrorista anunciadas el pasado domingo por el consejo de Grande-Marlaska, se integrarán en un dispositivo que se sigue coordinando desde el Centro de Coordinación Policial (CECOR) de la Conselleria de Interior. El objetivo es coordinar a los agentes que van llegando y establecer una actuación ordenada y efectiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here