Los Mossos investigan el pasado del asesino de indigentes

El detenido no ha reconocido los hechos y ha negado cualquier tipo de vinculación con las muertes. Por otro lado, los vecinos del barrio de Les Planes aseguran haberlo visto paseando con un hacha.

Los Mossos investigan el pasado del asesino de indigentes
El joven vivía en esta caravana, estacionada en la calle | CCMA

«El loco de la caravana»; así es como se referían los vecinos de la calle Miralluny de Les Planes al serial killer de indigentes detenido la madrugada del martes en este barrio de Sant Cugat del Vallès (Barcelona).  Se refugiaba en una caravana, visiblemente desvencijada, que había estacionado en la urbanización de montaña de Les Planes, una zona integrada en el parque natural de Collserola. 

El detenido, un varón de unos 35 años y nacionalidad brasileña, es el principal sospechoso del asesinato de tres indigentes. El primero, el 16 de abril, en la puerta del Auditorio de Barcelona. El segundo, dos días después, en la calle de Casp, cerca de la plaza de Urquinaona. El tercero, producido esta misma semana, el lunes 27, cerca de la Sagrada Familia, horas antes de su detención. Todos ellos, en el mismo barrio: el Eixample de Barcelona. Todos ellos, con el mismo modus operandi: les destrozaba la cabeza con objetos contundentes que obtenía de las obras de los aledaños. 

Podría ser autor de una cuarta muerte

Además, la Policía catalana investiga si también es el autor de una cuarta muerte, la más lejana en el tiempo —registrada el 16 de marzo—, también a un indigente. En este caso, sin embargo, no habría empleado el mismo modus operandi, ya que todo hace indicar que este primer sin techo murió por una herida de arma blanca tras una pelea ante un supermercado

Por el momento, el hombre sigue en dependencias policiales y se espera que pase a disposición judicial en las próximas horas. De momento, no ha reconocido los hechos y ha negado cualquier tipo de vinculación con las muertes.También se está investigando si padece algún tipo de trastorno psíquico. En este sentido, fuentes próximas a la investigación han señalado a este medio que el sospechoso dio manifiestas muestras de desequilibro mental en el momento de su detención. 

Y, aunque mantuvo durante su declaración, en una mezcla de portugués, castellano e inglés, una locución coherente, de repente tenía comportamientos «como mínimo, extraños o sospechosos de sufrir algún tipo de enfermedad relacionada con la salud mental», contó el intendente Joan Carles Granja, jefe de investigación de Barcelona.

Ya fue identificado con anterioridad

El ya detenido fue identificado, previamente a su detención, tanto por la Policía Local de Sant Cugat del Vallès, como por agentes de los Mossos d’Esquadra, en el marco de los controles policiales por el cumplimiento de la cuarentena ante la crisis del coronavirus. Al parecer, según ha podido saber eltaquigrafo.com, el hombre se habría saltado el confinamiento en reiteradas ocasiones antes de su detención, momentos en los que fue identificado. 

Por otro lado, los vecinos del barrio de Les Planes aseguran haberlo visto paseando con un hacha. Como han adelantado tanto El Español como La Vanguardia, incluso los Mossos le identificaron el pasado mes de marzo, cuando una vecina les alertó de que el sospechoso entraba con el hacha en las tiendas. Pero llevar un hacha no es un delito, y así se lo trasladó la patrulla a la vecina tras explicarle que carecía de antecedentes graves. 

En este sentido, el presunto asesino de indigentes no tiene antecedentes penales en Catalunya y solo le constaba una detención por parte de la Guardia Civil de Zaragoza por un delito contra el patrimonio. En la caravana, se instaló hace dos meses, aunque se cree que llegó hace ocho a Catalunya. La caravana tiene buen aspecto exterior, pero el interior «es lo más parecido a una pocilga». Los investigadores esperan encontrar dentro las prendas que vestía los días que cometió los distintos crímenes,algo que sabrán cuando reciban la orden del juez y puedan registrar la caravana. 

Se movía en transporte público

Según cree la Policía catalana, es el autor de, al menos, tres crímenes durante el confinamiento. Según fuentes próximas a la investigación, el presunto asesino utilizaba Ferrocarrils de Generalitat (FGC) para ir desde Les Planes hasta Barcelona. De hecho, el hombre habría utilizado el transporte público tras cometer el último asesinato, este lunes, y regresar a su «humilde morada». 

Gracias a la descripción de los testigos, la Policía fue estrechando el círculo hasta detener al sospechoso cerca de donde estacionaba su caravana. En cuanto le retiraron la sudadera, comprobaron que era el mismo hombre que aparecía en las imágenes de las cámaras de seguridad del crimen de la calle de Casp y del asesinato en los soportales del Auditorio. Lo trasladaron de inmediato a la comisaría de Les Corts, en Barcelona, donde sigue retenido a la espera de pasar a disposición judicial. 

De hecho, desde el 18 de abril, que asesinó al segundo hombre confirmado en la calle de Casp, una treintena de policías de paisano pasaban las noches de guardia controlando los rincones del Eixample y a las personas sin techo que dormían en solitario. Estaban convencidos de que el asesino volvería a actuar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here