Los Mossos intensifican la vigilancia de los establecimientos de primera necesidad

Dado el repunte de robos en establecimientos de primera necesidad durante el confinamiento, en especial en farmacias, los Mossos d’Esquadra han decidido intensificar el patrullaje durante la apertura y el cierre de todos los comercios de bienes esenciales.

Carrer Gran de Sant Andreu, 263
La farmacia Reixach-Soler, es una de las asaltadas estos días | GOOGLE MAPS

Los Mossos d’Esquadra han intensificado los patrullajes alrededor de Catalunya para vigilar los establecimientos considerados de primera necesidad y que están abiertos al público a pesar del confinamiento establecido tras decretar el Estado de Alarma. Esta decisión ha llegado tras el repunte de robos en estos establecimientos, en concreto en las farmacias. Las patrullas encargadas de esta vigilancia extra prestarán especial atención a los horarios de apertura y cierre, entendiendo que el menor número de personas en la calle puede favorecer la actuación de los ladrones en estos momentos clave. 

Con la declaración del Estado de Alarma, decretado hace ya 15 días con el objetivo de reducir los contagios de coronavirus, únicamente pueden abrir al público aquellos comercios o servicios de primera necesidad, como farmacias o tiendas de alimentos, y, por lo tanto, son muy pocos los establecimientos que continúan su actividad comercial con normalidad. El decreto también estableció limitaciones en la movilidad de las personas que sólo pueden salir a la calle por las causas de fuerza mayor establecidas. Esta menor movilidad de ciudadanos hace que haya menos presencia de personas en la calle, sobre todo cuando los establecimientos de primera necesidad abren o empiezan a cerrar.

Por lo tanto, que solo sigan abiertos los establecimientos de servicios esenciales, junto con la menor presencia de personas por la calle puede provocar, y de hecho así ha sido, que estos comercios sean objeto de robos con violencia, aumentando, así, la sensación de inseguridad por parte de los trabajadores y propietarios de dichos comercios. 

Las farmacias en el punto de mira

En este sentido, los robos en la ciudad de Barcelona en puntos esenciales, como las farmacias, se han disparado los últimos días en pleno confinamiento por el coronavirus. De ahí, que los Mossos hayan decidido activar un plan de choque para intensificar la vigilancia de todos los comercios que siguen abiertos, en especial de las farmacias. 

Los Mossos tienen constancia de que solo durante el pasado lunes, 30 de abril, se asaltaron violentamente cuatro farmacias en Barcelona, según detalla El País. Todos los asaltos del lunes pasaron por la tarde, cuando empezó a anochecer. En uno de estos robos, una persona con casco negro y un cuchillo entró en la farmacia Reixach-Soler, tal como ha detallado el mismo propietario al medio citado.

Causó daños materiales y se llevó poco dinero. Durante la tarde también hubo asaltos similares en farmacias de Barcelona, un hecho que hizo encender todas las alarmas al Colegio y también a los Mossos d’Esquadra.

Incrementarán los canales de comunicación 

Además de esta intensificación de la vigilancia, los Mossos también incrementarán los contactos y los canales de comunicación con estos comercios para asesorar y aconsejar a los propietarios y trabajadores de dichos establecimientos, para evitar que sean víctimas de robos y reducir, así, su percepción de inseguridad. 

Los Mossos, aparte del trabajo que hacen estos días para hacer cumplir las restricciones decretadas por coronavirus, siguen trabajando para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos. Si cualquier persona o trabajador de un establecimiento esencial que abre estos días detecta algún hecho sospechoso o es víctima de un delito, puede llamar como siempre al teléfono de emergencias 112 para activar la patrulla policial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here