Los monstruos públicos: Chabelita Pantoja (Isa P)

Los monstruos públicos: Chabelita Pantoja (Isa P)
Chabelita Pantoja (Isa Pi) | Pepe Farruqo

“Yo no soy vago, es que estoy en modo ahorro de energía”, parecía decir a todas horas, o así, desde que salió por primera vez por la caja tonta el hijo de Isabel Pantoja: nos referimos en efecto a ése efebo con las neuronas en huelga y formato corporal de salmonete… Pero ahí no acababa todo.

Y es que teníamos en efecto a Paquirrín (qué trabajo cuesta creer que de más de doscientos cincuenta millones de espermatozoides él fuera el más rápido), y, por si fuera poco, vino con su precaria historia de pobreza, café y fuego bajo el brazo la pequeña Chabelita… ¡Así se juntaron dos joyas!

Pero ha pasado el tiempo como unos puntos suspensivos: ahora Chabelita, ahora que ha crecido tan deprisa que su madre ya no la entiende, se ha cambiado el nombre por el de Isa P. y se ha metido a cantante. ¡Cómo mola lo de España!

Sí, a propósito de dioses y monstruos, de catástrofes naturales, de muchachas que, como diría el poeta Ángel González, se dejan besar en el crepúsculo (también en las rodillas) y usan la Cocacola como anticonceptivo, resulta que Isa P.(¡alucinen!) es el nombre artístico oportunista, comisionista y onanista de la sin par Chabelita Pantoja y olé.

¡Uff!…Parece ella misma un anuncio de la vida es una operación triunfo, parece un letrero de trabajar es de pobres.

Pero sí, se nos ha hecho cantante tecno-pop Chabelita, ella, la hermana del hijo único, la salvada de las aguas, la adolescente andina con pelo cola de caballo y modales de potranca discotequera y trotera, adolescencia y catástrofe, novia de adopción de los paparazzis nocturnos, ella, la heredera de la inopia.

Y en verdad parece queviene a decir el caso de Isa P. que qué más dan la vocación perseverante, el trabajo y el esfuerzo,si hasta el retoño de la empurada folklórica que cantaba con mantilla en el pelo y como nadie aquella copla titulada “caballo de rejoneo”, puede grabar un disco o dos…

¡Y quien sabe si en un preclaro día venidero hasta acabar como concejala de cultura!

Isa P. es otra triunfadora; es otro referente; es otra princesa del pueblo.

Es un mito boreal nuevo ella, la Chabelita que creció mimada y sin aprender nunca que lo que no cuesta no vale, desde que ha logrado el sueño adolescente de grabar un disco acidhouse con letra estúpido-bailable.¡Si hubiésemos sabido que triunfar era esto!

Pero, ay, Chabelita Isa P, no queremos ahorrarnos el decírtelo ahora al oído público: lo malo no es vivir en las nubes, sino bajar…

Chis pum.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here