Los ladrones roban a futbolistas tras «marcar» a sus esposas

Los delincuentes, fundamentalmente los de origen albanokosovar, someten a seguimientos a la mujeres de los futbolistas de élite para conocer las rutinas de la familia y para saber cuando la vivienda esta desocupada.

Los ladrones roban a futbolistas tras «marcar» a sus esposas
Samuel Umtiti es el último jugador del Barça en cuya vivienda han robado | fcbarcelona.cat

Fuentes policiales, y otras directamente relacionadas con alguna de las baterías de ladrones de pisos que actúan en Barcelona y Madrid, han explicado a Eltaquígrafo que obtienen información crucial para perpetrar los asaltos a casas de futbolistas de élite, gracias a los seguimientos a los que someten a las esposa de los jugadores.

Algunos de estos ladrones (o personas vinculadas a la organización) se han llegado a matricular en los gimnasios VIP a los que algunas de estas mujeres asisten mientras sus maridos entrenan. Gracias a este férreo marcaje, los ladrones, especialmente los de origen albanokosovar, autores de algunos de los principales robos a futbolistas en Barcelona y Madrid, obtienen horarios de la rutinas familiares e información relevante sobre la distribución de la vivienda y los objetos de valor que alberga.

Engatusadas 

Así, personas cercanas a estos grupos o en nómina de los mismos, han llegado a contactar personalmente con las esposas utilizando subterfugios o excusas variopintas. Naturalmente, la víctima no sabía —ni tan siquiera intuía— que esos compañeros de gimnasio eran, en realidad, unos o unas delincuentes.

Los robos en las casas de los futbolistas no son, pues, casuales. Sino perfectamente preparados, previstos, estudiados y predeterminados.

Profesionales del robo

Las bandas albanesas puede estar semanas recabando información de los objetivos. Cuando tienen ubicado y decidido el inmueble que van a robar, entierran en las inmediaciones de la casa las herramientas que van a utilizar durante el golpe. Así, en caso de ser detenidos o identificados de camino al asalto, no despiertan sospechas en la policía sobre sus verdaderas intenciones. 

Estas baterías esperan el momento adecuado para perpetrar el asalto, teniendo en cuenta diversos parámetros. Por ejemplo, si el estado del tiempo se lo facilita, eligen noches lluviosas para actuar, lo que les permite pasar más inadvertidos. Estos grupos suelen actuar en fin de semana, aprovechando los partidos de futbol o las salidas familiares. 

Hasta disponen de «perreros»

Estos ladrones de casas y pisos suelen rechazar aquellos inmuebles en los que hay perros guardianes. Este medio ha podido saber, sin embargo, que en los últimos meses, estas organizaciones disponen de, al menos, un experto adiestrador de canes que, en el momento del atraco, y mientras los ladrones actúan, se dedica a apaciguar y a entretener a los animales sin necesidad de envenenarlos, como en no pocas ocasiones se ha hecho. 

Los asaltos suelen ser obra de dos personas. Una tercera se encuentra en las inmediaciones del inmueble, en tareas de vigilancia, y una cuarta es el conductor ( «volantero» en el argot del hampa), Es el «vigilante», al que los dos ladrones entregan las herramientas usadas, una vez finalizado el golpe, para que se encargue de hacerlas desaparecer, mientras el conductor huye con los dos autores materiales y el botín.

Mercado negro español

Las baterías de ladrones albanokosovares pugnan con los georgianos para hacerse con el patrimonio de los robos de las viviendas de alto standing de Barcelona y Madrid.

Ambos buscan dinero y joyas, que venden a los peristas con un 75% de descuento respecto al precio de mercado. En algún caso, se ha dado la circunstancia de que los ladrones albanokosovares, una vez han encontrado las joyas, discriminan las que son autenticas de las imitaciones, dejando éstas últimas sobre la cama y llevándose, únicamente, las de valor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here