Los ladrones de Boateng no dejaron ni la caja fuerte

Los ladrones que asaltaron la casa del jugador del FCB, Kevin Prince Boateng, un grupo de expertos según la Guardia Civil, utilizaron radiales para forzar y abrir dos cajas fuertes del domicilio. Además, arrancaron una tercera caja, empotrada en un armario, con dinero en efectivo en su interior

Los ladrones de Boateng no dejaron ni la caja fuerte
Kevin Prince Boateng

La zona alta de Barcelona es hogar para muchas caras conocidas y “lugar de trabajo” para muchos delincuentes que hacen el mes (o el año entero) asaltando alguna de las mansiones de la zona de la Bonanova.

La unidad central de robos con fuerza de la Divisió d’Investigació Criminal de los Mossos d’Esquadra, ya se conoce estas calles, pues este no ha sido, ni será, el último hurto del año.

En este caso, el último fichaje del Barça, el alemán Boateng, salió de su casa el sábado por la tarde, dispuesto a jugar el partido de Liga contra el Valladolid. La casa se quedó sola, momento en que los ladrones forzaron una de las ventanas de la plata baja, violando toda medida de seguridad, y entraron en la residencia del jugador.

Las medidas de vigilancia de la casa no asustaron a los asaltantes. Incluso, el vigilante privado del inmueble aseguró no haber visto nada. De ahí, que la Guardia Civil, haya determinado que se trata de un grupo organizado, extremadamente profesional.

Forzaron dos cajas y arrancaron una tercera

Con la casa sola, los ladrones se tomaron con calma el plan que tenían entre manos. Con el uso de radiales forzaron y abrieron dos cajas fuertes empotradas en una de las habitaciones. En ellas, Boateng, guardaba relojes de lujo, joyas y dinero por valor a 400.000 euros. Los ladrones se encargaron de no dejar nada.

Además, arrancaron (literalmente) una tercera caja fuerte que estaba empotrada en un armario de otra habitación, que contenía 5.000 euros en efectivo. Con todo, el jugador del Barça hacía menos de un mes que residía en dicha residencia.

Directos al grano

Los Mossos d’Esquadra, que se hicieron con la posterior investigación, aseguran que los ladrones fueron directos a por las tres cajas fuertes comentadas. Únicamente entraron en dos estancias y sustrajeron lo que había en el interior de las cajas acorazadas. El resto de la casa, aseguran, estaba igual que cuando Boateng y su familia abandonó el domicilio.

Fuentes de la investigación aseguran que esa misma noche Boateng y su familia ya declaró ante los Mossos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here