Los escenarios del «crimen de la Guardia Urbana»

Acudir a los diferentes escenarios del crimen, puede ayudar al jurado popular a obtener algunas respuestas que no podrán ser contestadas de ningún otro modo: distancias, tiempos, planificación y premeditación (si la hubo).

Los escenarios del «crimen de la Guardia Urbana»
El jurado saldrá de la sala para visitar tres supuestos escenarios del crimen

Este lunes, 24 de febrero, el jurado popular llevará a cabo, probablemente, la primera inspección ocular de su vida. Han de acudir a tres lugares que están relacionados con el presunto asesinato del agente de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB), Pedro Rodríguez. En primer lugar, el domicilio de Rosa Peral en el que vivía junto a Pedro, y donde, presuntamente, ella y su exnovio, Albert López, lo asesinaron.

En este caso, se trataría de la escena primaria, si es donde se llevó a cabo la agresión y hubo contacto directo entre la víctima y los presuntos asesinos.

En segundo lugar, un punto geográfico muy concreto localizado a través de los posicionamientos telefónicos, donde aparece activo el móvil de la víctima un día concreto y a una hora determinada. Si en este desplazamiento, el cadáver de Pedro ya hubiera estado en el maletero, estaríamos ante una escena intermedia o secundaria, ya que se estaría utilizando el coche para transportar a la víctima de la escena primaria a otro lugar.

Y, finalmente, el lugar donde se encontró el coche calcinado con la víctima dentro del maletero. En este caso, sería la escena final o escena del abandono del cadáver (dumpsite). Hay una escena más que no se va a visitar, y que sería una escena terciaria: aquella en la que se encontraron las llaves del coche, que se mostraron al testigo en sala, el día 4 de febrero.

Esta diligencia no es la primera vez que se lleva a cabo en nuestra historia judicial, aunque hay muy pocos precedentes. El inmediatamente anterior, es el caso del asesinato de la viuda del expresidente de la CAM, donde el jurado popular también se desplazó a la escena del crimen, el concesionario Novocar (octubre, 2019). Solo había una escena del crimen, y en el caso Peral-López, hay tres escenarios diferentes.

La inspección ocular aparece contemplada en la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado (artículo 46.3) y, en este caso, es de especial importancia dada la complejidad de este juicio. Las cincuenta testificales de estas tres semanas, provienen de testigos indirectos o de referencia; no se han podido determinar ni la hora de la muerte de la víctima ni la causa de la muerte, y no existe un móvil que determine porqué, presuntamente, Pedro Rodríguez fue asesinado.

Esta diligencia judicial es absolutamente legítima y así aparece recogida en la LECrim, pero también, como dice nuestro más alto tribunal, es una diligencia excepcional. Implica que los nueve miembros del jurado, salgan fuera de la sala y acudan —en este caso— a tres localizaciones geográficas diferentes, lo que puede influir en su concentración, además de estar en contacto con el exterior, en muchos sentidos. Absolutamente todo lo que han oído hasta ahora, van a poder verlo durante unas horas. Siendo una medida excepcional, ¿por qué se ha solicitado? Por dos razones: por la ausencia de pruebas directas (sí hay pruebas indiciarias) que vinculen a los acusados con la muerte de Pedro Rodríguez, y la «estrategia» de acusarse mutuamente, con dos versiones absolutamente contradictorias y bien argumentadas. Cada una de sus versiones les exime de su responsabilidad criminal en el presunto crimen. 

Los miembros del jurado podrán observar bien los tres lugares que son los protagonistas de este presunto crimen, sobre todo, la casa de dos plantas de Rosa Peral, para comprender parte de los argumentos de la defensa. Tendrán en su memoria lugares y detalles que se empezaran a mostrar en fotografías, valorando así todas las pruebas que se presentarán en el juicio a partir del día 25 de febrero.

1 Comentario

  1. Mueve más el morbo mediático de algunos periodistas que la verdad de este caso . A donde una muerte a conllevado a otra por perjudicar a Rosa peral y a donde la justícia a pasado de verdades por creer en las mentiras penitenciarías y en dijo o no dijo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here