Los CDR se manifiestan en Urquinaona un año después de la sentencia del procés

Noche de carreras policiales por el barrio Gótico de Barcelona sin incidentes notorios. Un grupo de jóvenes quema banderas españolas y se enfrenta con la policía sin protagonizar imágenes como las del pasado octubre

Los CDR se manifiestan en Urquinaona un año después de la sentencia del procés
Manifestantes en Vía Laietana

Noche algo movida, pero sin incidentes remarcables, en el primer aniversario de la sentencia del «procés». Un año después de conocerse la sentencia que condenó a los líderes independentistas a penas de hasta 13 años de prisión, los CDR han vuelto a manifestarse en la Plaza Urquinaona, en el centro de Barcelona, donde se produjeron los primeros (y más graves) altercados entre manifestantes y policía.

Cerca de 500 personas se reunieron para emprender una marcha que, a gritos de ‘fuera la bandera española‘ y ‘Puta España‘, se desplazó hasta la estatua de de Colón y de ahí a Las Ramblas, bajando por Via Laietana.

Los CDR se manifiestan en Urquinaona un año después de la sentencia del procés
Un manifestante quema una bandera española

Los manifestantes pasaron por delante de la Jefatura del Cuerpo Nacional de Policía sin proragonizar ningún enfrentamiento grave con los Mossos que custodiaban el edificio y, tras una primera marcha marcada por un aire reivindicativo, pero bastante pacífico, la tensión llegó al emprender Las Ramblas. Ahí, pequeños grupos de manifestantes tumbaron contenedores y maceteros, bajo la constante amenaza de los Mossos d’Esquadra a una inminente intervención.

Carreras por todo el barrio Gótico

Fue entonces cuando empezaron las carreras por las estrechas calles del barrio Gótico (que conecta Las Ramblas con Vía Laietana) con el objetivo de frenar a los grupos de manifestantes que, muy disgregados, empezaron a lanzar objetos y a alborotar el orden público. Una vez dispersos, poco a poco, los agentes antidisturbios fueron ganando las calles, mientras los activistas intentaban dirigirse de nuevo, pero sin éxito, a Urquinaona.

Con todo, la manifestación estuvo blindada por un fuerte dispositivo policial desde primera hora de la tarde, que acordonó los puntos más sensibles a ser objeto de incidentes (como los aledaños de la Jefatura o la Delegación del Gobiernos). Un helicóptero de los Mossos sobrevoló el cielo de Ciutat Vella hasta pasadas las 22.00 horas para disolver los pequeños grupos que permanecían alborotando las calles del Gótico.

3 Comentarios

  1. Cuatro gatos «mandados» y unos cuantos perros de Pastoreo.
    Paro, miseria y desigualdad por bandera Indepe, visca Cataluña libre de Morralla.

  2. La Cleptocracia oligárquica Catalana independentista sigue su curso, trincando para favorecer a las castas privilegiadas, arrojando migajas a sus afines, Omnium, ANC grandes pesebrales electorales.
    Mientras tanto la clase media apechugando con la deuda perpetúa, un Suma y sigue de miseria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here