Los aluniceros abandonan un vehículo encastrado en una joyería

Ante el aumento de los robos en tiendas de lujo de la provincia de Barcelona por el método del alunizaje, algunos comercios han comenzado a instalar bolardos y otras barreras para evitar que los ladrones empotren los vehículos contra las lunas de los escaparates

Los aluniceros abandonan un vehículo encastrado en una joyería
El método del alunizaje se ha convertido en la técnica habitual para realizar robos en establecimientos de lujo de Barcelona | El Caso

Con el caos de las últimas noches y el impresionante despliegue policial para frenar las barricadas en el centro de Barcelona, los ladrones han aprovechado para hacer de las suyas. 

La última víctima de los cacos ha sido la joyería Grau, ubicada en el paseo de Manresa (Sabadell)  en la que, siguiendo el mismo modus operandi que ya viene siendo habitual en los últimos meses, los atracadores han estampado un coche BMW contra el escaparate. 

Los cinco ocupantes del vehículo se han bajado y, mientras la alarma del establecimiento sonaba con gran estruendo, han arrasado con todas las joyas que estaban expuestas en el escaparate. Cuatro jóvenes han cargado el maletero con la mercancía mientras uno de ellos gritaba “¡Vámonos chavales!”. Aunque se desconoce el valor exacto del botín, podría alcanzar los miles de euros. 

Han sido los vecinos, alertados por el sonido de la alarma, los que han grabado la huida. Lo más curioso del caso es que, en vez de escapar en el vehículo empotrado contra la luna del cristal, los ladrones lo han abandonado y se han dado a la fuga en otro coche, un Audi de color rojo. 

Llama también la atención el atuendo elegido por los ladrones para cometer el robo. Según el diario El Caso, iban ataviados con batas de hospital desechables y con chaquetas anchas de colores claros. Eso sí, todos ellos llevaban la cabeza tapada. 

Ahora, los Mossos d’Esquadra centran la investigación en torno al vehículo abandonado para localizar al grupo de delincuentes. 

Los aluniceros se ceban con Barcelona

Los aluniceros no dan tregua a los establecimientos de lujo de Barcelona. En los últimos días hemos conocido el asalto a la tienda de Nino Álvarez, ubicada en el centro de la ciudad, que se suma a una larga lista de tiendas de la milla de oro barcelonesa que, en los últimos meses, han sido saqueadas con el mismo método.

La última víctima de los aluniceros ha sido la tienda de Apple situada en la calle Major de Terrassa. Los ladrones han estampado un vehículo 4×4 y en pocos minutos han arrasado con una buena parte de la mercancía de la famosa compañía tecnológica. 

El aumento de los atracos con el método del alunizaje ha llevado a algunos comerciantes a instalar bolardos y defensas de hormigón frente a sus tiendas para dificultar que los asaltantes puedan estampar los vehículos contra sus escaparates. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here