Libertad provisional para ‘el Manitas’, sospechoso de la desaparición de Esther López

‘El Manitas’ quedó detenido el pasado sábado, 22 de enero, por la noche por su presunta implicación en la desaparición de Esther López de la Rosa. Como medidas cautelares: tendrá que comparecer todos los días y no podrá salir de España

‘El Manitas’ quedó detenido el pasado sábado, 22 de enero, por la noche por su presunta implicación en la desaparición de Esther López de la Rosa. Como medidas cautelares la tendrá que comparecer todos los días y no podrá salir de España
Agentes de la Guardia Civil, durante el registro del chalé del detenido. / El Norte de Castilla - Carlos Espeso

Ramón G., conocido como ‘el Manitas’, ha quedado en libertad provisional tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción 5 de Valladolid, tras expirarse las 72 horas de margen que la juez concedió a la Guardia Civil para proseguir con el registro del inmueble y el coche del sospechoso. Ramón quedó detenido el pasado sábado, 22 de enero, por la noche por su presunta implicación en la desaparición de Esther López de la Rosa.

Ambos, Ramón y Esther, son vecinos de Transpinedo (Valladolid) donde desapareció la mujer el pasado 12 de enero. Las versiones contradictorias de las dos últimas personas que vieron a Esther esa noche condujeron al arresto de este individuo de 48 años y con un largo historial de antecedentes penales.

En libertad, pero sin salir del país

Como medidas cautelares la magistrada ha señalado que tendrá que comparecer todos los días y no podrá salir de España. De este modo, se aseguran de que, el todavía sospechoso, no se marche del país, mientras continúa la instrucción del caso y la búsqueda de la mujer, que sigue desaparecida.

publicidad

Con todo, ‘El Manitas’ sigue sin colaborar y, según adelanta Nius, se ha negado a declarar. No ha colaborado ni con la policía, ni con la autoridad judicial. Mantiene que es inocente e, incluso, inició una huelga de hambre que finalizó poco después, aconsejado por su letrada.  Agentes de la policía científica y perros adiestrados para detectar restos biológicos han realizado una minuciosa inspección ocular en su casa y en su vehículo tratando de encontrar alguna pista que permita dar con el paradero de la mujer de 35 años, pero no han encontrado nada.

El rastro de su teléfono móvil se perdió cerca de su casa, pues fue vista por última vez en el restaurante La Maña, a escasos metros del inmueble de Ramón G.

La Guardia Civil tiene otro sospechoso

Las últimas novedades de la investigación apuntaban a que la Guardia Civil ha interrogado a otro individuo en calidad de investigado. Se trata de uno de los dos amigos con los que fue a ver un partido de fútbol la noche de su desaparición. Aunque, por el momento, no está detenido, informan fuentes de la Benemérita.

Al margen, la Guardia Civil sigue buscando nuevas pistas sobre Esther López en el río Duero, a unos cientos de metros del domicilio de Ramón. Trabajan en dichas labores varias dotaciones del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y los perros de unidades cinológicas. También se unieron al rastreo de la mujer de 35 años desaparecida: un dron de la Unidad de Acción Rural (UAR), además, de un helicóptero. Ambos aparatos sobrevuelan desde este lunes la zona del río, tratando de hallar nuevos indicios del paradero de Esther.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here