Las víctimas de terrorismo ascienden a más de 10.000 en los últimos cuarenta años

En España hay más de 10.000 víctimas reconocidas oficialmente que han sido ocasionadas por distintos grupos terroristas en el periodo que abarca desde 1979 a 2019. La cifra con la que el Estado ha indemnizado a las víctimas asciende a 886,5 millones de euros.

Las víctimas de terrorismo acienden a más de 10.000 en los últimos cuarenta años
Homenaje sobre el mosaico de Miró de Las Ramblas en el primer aniversario de los atentados del 17 de agosto | EFE

“Me dijeron que me iban a dar dinero. ¿Hay suficiente dinero en el mundo para sacar a mi hijo del nicho y devolverle la vida? Le dije a mi abogado que lo devolviese, por favor, y me dijo que no, que era algo que el Ministerio te entrega, que es una indemnización. Mi hijo vale, para que la gente lo sepa, 250.000 euros: 150.000 para cada padre, porque estamos divorciados. Eso es lo que vale un hijo.”

Con este desgarrador testimonio, Francisco Javier Martínez explicaba ante el Ministerio Fiscal del Tribunal de la Audiencia Nacional que hasta hace poco más de un mes juzgaba los atentados del 17 de agosto de 2017, el cobro de la indemnización básica prevista según la Ley de Víctimas del Terrorismo por el fallecimiento de su hijo. Francisco Javier perdió a su pequeño Xavi, de tan solo tres años, en el atropello masivo de Las Ramblas. 

Como él, otras quince familias sufrieron la pérdida de un ser querido en los atentados que tuvieron como escenario Barcelona y Cambrils. Sin embargo, no todos ellos han sido reconocidos como víctimas de terrorismo. En el mismo juicio, la mujer de Bruno Gulotta, asesinado con 35 años en presencia de su esposa y sus dos hijos menores, se lamentaba de no haber recibido este reconocimiento legal. A pesar de haber percibido una indemnización de 250.000 euros, a repartir entre los tres, y de haber necesitado atención psicológica y psiquiátrica para sobrellevar esta dramática experiencia, ni ella ni sus hijos han sido reconocidos como víctimas de terrorismo. Como ellos, cientos de testigos, que aquella tarde se encontraban en la céntrica calle de la Ciudad Condal, tampoco lo son. Sin embargo, el ataque yihadista truncó sus vidas para siempre. Muchos abandonaron la ciudad, los hay que no han vuelto a pisar Las Ramblas, algunos cerraron sus negocios, incapaces de continuar desempeñando las tareas más cotidianas y, casi todos, arrastran todavía hoy importantes secuelas psicológicas fruto de aquel fatídico día. No obstante, el Estado no los ha reconocido como víctimas.

Más de 10.000 víctimas reconocidas

Según datos ofrecidos desde la Dirección General de Atención a las Víctimas del Terrorismo, y publicadas por El Independiente, en España hay más de 10.000 víctimas reconocidas oficialmente que han sido ocasionadas por distintos grupos terroristas en el periodo que abarca desde 1979 hasta 2019. De las 10.414 víctimas que han recibido algún tipo de indemnización económica, el 70% se corresponden a víctimas de ETA (7.316 personas), el 19% se corresponde a víctimas del 11M (casi 2.000 personas), otras 267 son víctimas de otros episodios terroristas vinculados con el salafismo yihadista y el porcentaje restante se corresponde a víctimas del GRAPO (192) y a otros grupos violentos, fundamentalmente ligado a la extrema derecha (640). 

A las víctimas anteriores el Estado les ha abonado indemnizaciones y ayudas reconocidas por ley que, sumadas a las fijadas por la Justicia y muchas veces adelantadas por el Estado por insolvencia de los autores, asciende a un total de 886,5 millones de euros en los últimos cuarenta años. 

De esta cifra, las indemnizaciones por fallecimiento absorben la mitad de lo abonado. En cuatro décadas de violencia terrorista, desde el Estado se ha efectuado el pago de 224 millones de euros de indemnizaciones en concepto de fallecimiento y otros 254 millones por responsabilidad civil impuesta a los terroristas. En caso de muerte, la ley ha establecido la cuantía en los 250.000 euros ampliables, siempre y cuando lo dicte la justicia, al máximo que el Estado asume: 500.000 euros. 

Por otro lado, los heridos son las víctimas que mayores indemnizaciones perciben. Desde los 500.000 por una gran invalidez hasta los 750.000 en caso de recibir el aval de una sentencia judicial. Tras esta cifra, la más alta, las incapacidades ocasionadas por lesiones de distinto nivel oscilan entre los 180.000 y los 75.000 euros. 

Mayor (y mejor) atención a las víctimas

Casi cuatro años después de los atentados de Barcelona y Cambrils, Interior no ha reconocido a todas las víctimas del 17A. La última oportunidad para resarcir los derechos de los damnificados fue el juicio, a la espera de sentencia, que culminó este 2021. Mientras tanto, las víctimas (reconocidas o no, directas o indirectas) reclaman un mayor apoyo, asesoramiento y acompañamiento por parte del Estado en el momento más difícil de sus vidas. 

No solo lo reclaman para ser beneficiarios de esa cuantía, que resulta frívola cuando se refiere a una personas fallecida como si eso pudiese resarcir su pérdida (pero que será necesaria, en muchos casos, para la manutención familiar y para que los seres queridos puedan hacer frente al apoyo psicológico para convivir con el dolor) sino también porque el reconocimiento como tales los ayudaría a recibir un mejor acompañamiento e información y sentirse así más amparados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here