Las incógnitas de la desaparición de las niñas de Tenerife

Aunque en las últimas horas los investigadores han vuelto a centrar la búsqueda en el mar, la familia no pierde la esperanza de encontrarlas con vida

Las incógnitas de la desaparición de las niñas de Tenerife
Anna y Olivia en una imagen publicada por la familia | Facebook

Ya son dieciocho los días sin Olivia y Anna, las dos menores de seis y un año desaparecidas junto a su padre, Tomás Gimeno, en la isla de Tenerife. Desde el 28 de abril, un día después de que se les perdiera la pista, los investigadores no han cesado en la búsqueda de las niñas. El dispositivo formado por el servicio aéreo y marítimo de la Guardia Civil, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), la Unidad Orgánica de Policía Judicial y la Unidad Central Operativa (UCO), con una dilatada experiencia en este tipo de casos, han peinado el área cercana al Puertito de Güímar por tierra mar y aire.

Se centran en el mar

Sin embargo, en las últimas horas, aunque no se descarta ninguna hipótesis, la búsqueda ha vuelto a centrarse en el mar. Algunos puntos clave hasta hace pocas horas, como la casa del padre, se han descartado después de que los investigadores no hayan encontrado pruebas concluyentes. Sobre la información de que Gimeno podría haber hecho acopio de ropa y juguetes de las niñas, que reforzaría la teoría de una posible huida y de un secuestro parental, ni la familia ni los investigadores han querido confirmar este dato. Para más inri, según una información manejada por El Mundo, el equipo de rescate no ha podido localizar ninguna embarcación cercana o que se hubiese detenido en las inmediaciones de la zona en la que fue hallada la barca de Gimeno, a 37 kilómetros de la costa de Tenerife.

La familia no pierde la esperanza

Este giro en la investigación supone un mazazo para la familia, que mantiene la esperanza de que Tomás Gimeno haya huido con las niñas y esté escondido en algún lugar con las pequeñas. Beatriz Zimmerman, la madre de Anna y Olivia, ha colgado una nueva carta en redes sociales para solicitar que la desaparición de sus hijas no caiga en el olvido. Aunque en el escrito se ha mostrado cauta por miedo a las repercusiones del padre de las niñas, Beatriz pide que no cese la búsqueda. «No se pueden imaginar lo que siento cada día que pasa, la incertidumbre de no saber cómo están, la incertidumbre de saber si están bien, la rabia de que ellas tengan que sufrir esta locura cuando son dos angelitos», reza el texto. A pesar de la terrible situación, la madre no pierde la esperanza de encontrarlas con vida y pide “de corazón” que le ayuden a encontrarlas. “Vamos a demostrar que este mundo puede ser un mundo más seguro, donde no se permiten tales injusticias», concluye la carta. 

Además del escrito, la familia ha querido difundir nuevas fotos de las pequeñas con otro aspecto. “Pueden estar cambiadas, seguramente teñidas de oscuro ya que su pelo rubio llama mucho la atención. También tener en cuenta que pueden llevar mascarilla”, dice el texto que acompaña a la nueva foto en redes sociales en la que se puede ver a la pequeña con un tono de pelo más oscuro y a la mayor con el cabello más corto y castaño.

publicidad
Las niñas podrían haber sufrido un cambio físico / Facebook

Fue multado la noche de la desaparición

En las últimas horas se ha conocido que la misma noche que Tomás Gimeno desapareció con sus hijas fue interceptado por una patrulla a las 23:15 horas, cuando regresaba por segunda vez al puerto en el que tiene el amarre. Los agentes lo denunciaron por saltarse el toque de queda, fijado en Tenerife a las 23:00. Sin embargo, la amonestación no fue suficiente como para disuadir a Gimeno, que volvió a abandonar el puerto poco después en solitario.

A pesar de que su rastro se perdió en el mar, donde se encontró la embarcación vacía y a la deriva y donde apareció flotando la sillita de Anna, algunos expertos no descartan la hipótesis de que Tomás Gimeno nunca haya abandonado la isla de Tenerife. Sin embargo, este extremo parece poco probable porque, aunque la búsqueda se ha desplazado al mar, decenas de voluntarios de Protección Civil han peinado cada palmo de la isla acompañados de agentes con perros adiestrados sin ningún resultado positivo. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here