Las donaciones sin impuesto

Ricardo Gómez de Olarte

ArturMas, el prohombre. “Artur, el astut” deberá pagar casi cinco millones de euros junto a Homs, Ortega y Rigau, entre otros exaltos cargos, y le sube la condena en 42.000 euros. Si bien la condena del Tribunal de Cuentas puede ser rectificada –o ratificada- por el Tribunal Supremo, todo apunta a la confirmación.

A tan paupérrima condena debemos sumar la anterior por prevaricación. >Delitos menores pero ahí le duele, que decía Cantinflas. Sin embargo, Mas ha sido mucho más astuto, en otro sentido, de lo que pensamos. Es una figura que, a pesar de su escasa talla física, ésta es superior a su escasa talla moral. Supo repartir mejor que nadie el suficiente dinero entre organizaciones civiles y prensa afecta al régimen.

El grupo Godó lo puede atestiguar. Y los salarios de sus jefes de sección, más. ¿Quién no recuerda a Marius Carol ante la Reina del Cardado Verdulero, reconociendo en el programa de Jordi Basté, en RAC 1, que él mismo se había visto obligado a abrazar el separatismo como única causa posible ante los agravios de Madrittttttt?

No divaguemos. Othar era el nombre del caballo de Atila. Por donde pasaba, no volvía a crecer la hierba. Con Artur/Othar sucede lo mismo. ¿Qué lo condenan a pagar esa multa? ¡Ningún problema! Para eso están los amiguetes. La Asamblea Nacional de Cataluña y Omnium Cultural, entidades civiles dependientes económicamente de la Generalitat de Cataluña, han recibido mucho. Justo es que devuelvan los favores.

Así pues, entre ambas entidades crean la denominada “Caja de Solidaridad”. Copio de su propia web: “La Caja de Solidaridad gestionada inicialmente por la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural ahora es asumida por la Asociación de Fomento de la Caja de Solidaridad que recoge y canaliza la voluntad de solidaridad de miles de personas de nuestra sociedad para apoyar las víctimas de la represión política.”

Esta caja de solidaridad es quien paga las multas de los políticos delincuentes. Cualquier donación por debajo de los 50.000 € está exenta de tributación. Teóricamente, cualquier donación a la Caja de Resistencia debe declararse. Como exenta, pero debe declararse. La ausencia de declaración es un hecho sancionable pero irrelevante.

Sin embargo, la donación de cualquier cantidad por encima de 50.000 € tributa según la escala que acompaño.

El obligado al pago del impuesto por donaciones es el que recibe la donación.

Si nuestro Othar/Artur Mas recibe el pago de sus multas de la Caja de Solidaridad o de quien sea pero fraccionado, nos encontramos ante una donación. O unas donaciones. Encubiertas, pero donaciones. Por tanto, la Generalitat que es el organismo acreedor debería exigir a Artur Mas y a los demás condenados, el pago del impuesto por donación al tipo del 32%.

¿La Generalitat independentista exigirá a Othar/Artur Mas el pago del mismo impuesto de donaciones que a los demás mortales catalanes? Previsiblemente no.

¿Actuará la Fiscalía contra dicha hipotética y evidente prevaricación? Mucho me temo que tampoco.

Si la Generalitat exige el pago del impuesto, ¿lo pagará Mas como sujeto pasivo o lo volverá a pagar la Caja de Solidaridad, devengando otro nuevo impuesto? No lo creo.

Del mismo modo o por el mismo motivo que la Generalitat tampoco exige responsabilidades a Chis Torra por su defensa de la revuelta en lugar de procurar el orden público como es su obligación. ¿Será que los Fiscales realmente reciben órdenes de Pedro Sánchez? ¿Será que los fiscales quieren continuar dejando a salvo sus propias carreras profesionales?

«La excelencia moral es resultado del hábito. Nos volvemos justos realizando actos de justicia; templados, realizando actos de templados; valientes, realizando actos de valientes”
Aristóteles

“Históricamente, los períodos de democracia en España acaban siempre en manos de intereses particulares y de interesados en sí mismo. Por eso España acabará en manos de esos interesados.”
Yo mismo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here