“La viuda negra de Patraix” a juicio por convencer a su amante para matar a su marido

María Jesús M. y Salvador R., su compañero de trabajo y presunto amante, se enfrentan a penas de 22 y 18 años como supuestos autores de la muerte de Antonio Navarro, que se juzga a partir del miércoles en València

“La viuda negra de Patraix” a juicio por convencer a su amante para matar a su marido
Maje junto al que fuera su marido y víctima del crimen, Antonio Navarro

En enero de 2018, después de cinco meses de investigaciones, con seguimientos y teléfonos intervenidos, la Policía Nacional detuvo en Valencia a María Jesús M. C. (Maje), de 26 años, por el asesinato de su marido Antonio Navarro, un ingeniero de 36 años que murió apuñalado en el garaje de su casa el 16 de agosto a manos, supuestamente, de Salvador G., uno de los amantes de la mujer.

El conocido y mediático caso Maje o de la viuda negra de Patraix – el barrio de València donde se perpetró el crimen – se juzga a partir del miércoles en la Audiencia Provincial de Valencia por un tribunal con jurado.

La primera sesión del juicio, como es habitual en las causas con jurado, se dedicará a elegir a los nueve (más dos suplentes) miembros del tribunal entre los 36 candidatos que fueron seleccionados el pasado mes de junio.

Los acusados llevan en prisión provisional desde enero de 2018, cuando los investigadores determinaron su posible responsabilidad en un suceso que inicialmente fue abordado como un robo. El crimen se juzgará más de tres años después del asesinato de Antonio Navarro, marido de la procesada, cuando iba a subir al coche para acudir a trabajar en su garaje de la calle Calamocha de València en agosto de 2017.

¿Convenció Maje a su amante?

El caso, muy mediático por su móvil pasional, ha dado varios giros desde que se inició la investigación. Maje intentó hacer creer en un principio a los investigadores de la policía que el móvil de la muerte de su esposo fue el robo, pero cuando fue detenida, acabó confesando que participó en la planificación del crimen. Días después se retractó, alegando que su confesión inicial se debió al nerviosismo y a que no entendió la pregunta que le formularon los agentes.

Salvador G., el otro acusado, afirmó, sin embargo, que habían sido los dos, pero luego decidió asumir toda la responsabilidad y exculpar a Maje. Año y medio después del crimen, Salvador aseguró que habló en varias ocasiones con su examante de cómo matar al ingeniero y afirmó que fue ella la que le dio las llaves del aparcamiento donde mató a la víctima.

Es, precisamente, por estos giros en la trama que la principal tarea de los miembros del jurado será concluir, tras escuchar todas las declaraciones y atender a las pruebas propuestas, si la mujer fue responsable de convencer a su amante para que asesinase a su marido.

El acusado le atacó con un cuchillo

Antonio aparcó su coche de empresa en la noche del 15 de agosto. Al día siguiente, “siguiendo el plan convenido con la acusada”, Salvador entró en el garaje muy temprano con una mochila donde llevaba un cuchillo, unos guantes y una toalla. Mientras, Maje habría pasado la noche con otro de sus amantes tras mentir a su marido y decirle que estaba de guardia en el Hospital donde trabajaba como enfermera, junto a Salvador.

A la mañana del día siguiente, cuando Antonio acudió a la plaza para recoger su coche se vio sorprendido, presuntamente, por el ataque del acusado, quien “salió de su escondite, le abordó rápida y sorpresivamente esgrimiendo el cuchillo y, estando frente a él, se lo clavó repetidamente en seis ocasiones”. Las heridas eran mortales de necesidad y Antonio falleció casi inmediatamente.

La Fiscalía reclama 22 años de prisión para María Jesús y 18 para Salvador, acusado de ser el autor material del crimen. En el caso de ella, la pena solicitada es mayor al contemplarse la agravante de parentesco.

Los acusados llevaban dos años juntos

Maje inició la relación con su examante Salvador a finales de 2015, tras haber contraído matrimonio con la víctima, según recoge el escrito fiscal. La acusada le contó que tenía graves problemas conyugales con su marido e, incluso, que su marido le había llegado a maltratar física y psicológicamente.

En torno a junio de 2017, siempre según el escrito acusador, Maje decidió acabar con la vida de su marido y preguntó a Salvador si lo haría por ella, a lo que respondió afirmativamente. A partir de ese momento, ambos convinieron en que el asesinato lo llevase a cabo él y que sería en el garaje de la vivienda, cuando la víctima fuera a recoger su coche para ir a trabajar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here