La vidente Pepita Vilallonga, condenada a dos años y medio de prisión por estafa

La tarotista, Pepita Vilallonga, ha sido condenada a dos años y medio de prisión por estafar más de 40.000 euros a una mujer a quien le pronosticó una muerte inminente.

La vidente Pepita Vilallonga, condenada a dos años y medio de prisión por estafa
Pepita Vilallonga en su programa televisivo / Archivo

La Audiencia de Barcelona ha condenado a la mediática tarotista Pepita Vilallonga, y a dos miembros de su equipo, a dos años y medio de prisión por estafar más de 40.000 euros a una mujer que sufría graves problemas económicos, familiares y de salud. Además, el tribunal les ha impuesto la prohibición de dedicarse a los negocios esotéricos durante ese periodo de tiempo.

Le pronosticaron una muerte inminente

La sentencia da por comprobado que los tres acusados estafaron una mujer a quien pronosticaron una muerte inminente. La sala considera probado que se aprovecharon de la situación personal de la mujer, que además sufría una depresión muy severa, para que, a través de varios engaños, les pagara más de 40.000 euros, bajo la excusa de que la estaban ayudando a evitar su muerte.

Según detalló la víctima en el juicio, la vidente la amenazó: “Me dijo ‘tienes un mal de ojo, llevas un muerto en la espalda y tus perros y tú vais a morir, no llegáis al fin de semana”. La estafada entró en una espiral de terror que le llevó a desembolsar ese mismo día 4.400 euros en efectivo y, en las semanas siguientes, otras importantes cantidades de dinero hasta llegar a la suma mencionada.

Finalmente, denunció los hechos

La mujer, finalmente, abrió los ojos y se percató de la estafa sufrida. Los hizo después de que se le negaran, en reiteradas ocasiones, las facturas de todo lo que había pagado. En un momento dado, incluso, acudió a la consulta con una grabadora en la bolsa para destapar dicho entramado. Sin embargo, dos de los acusados se dieron cuenta y se la sustrajeron.

publicidad

Tras este incidente, la mujer denunció a Vilallonga y a otras dos personas vinculadas al Gabinete de Futurología (el colaborador David L. y su hijo, Fran B.) y, finalmente, se sentaron hace un mes ante los magistrados de la sección 8ª de la Audiencia de Barcelona.  

Pepita dice no conocerla de nada

La tarotista, durante el juicio, declaró que no conocía a la víctima y que nunca le había tirado las cartas. En su declaración, aseguró que el día de los hechos se encontraba en una notaría y la defensa aportó un testigo que así lo aseguraba. La sala, sin embargo, no considera acreditada la presencia de la vidente en la notaría o, en todo caso, no creen que sea incompatible con que pudiera estar también aquel día en la consulta y tirar las cartas a la víctima. Con todo, el tribunal no tiene dudas sobre la declaración de la víctima y que la participación de Vilallonga es «clara y evidente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here