La red que traficaba con móviles robados se valía de los ladrones multirreincidentes

La investigación da por desarticulada esta organización criminal que recibía teléfonos móviles robados para revenderlos en Marruecos. Sus suministradores eran, en su mayoría, ladrones multirreincidentes, algunos ya fichados por la policía catalana

La red que traficaba con móviles robados se valía de los ladrones multirreincidentes
Las entradas permitieron recuperar 330 aparatos electrónicos entre tabletas, móviles de alta gama y ordenadores, y se detuvieron los ocho hombres / CME

La investigación se inició de casualidad. Un camión desorientado por el polígono industrial de Abrera (Barcelona) sorprendió a una patrulla de agentes de la comisaria de Mossos d’Esquadra de Martorell. Le dieron el alto. A priori, no parecía sospechoso de llevar más de 400 teléfonos móviles robados, escondidos en la caga del vehículo. Tan solo parecía estar despistado. Sin embargo, las respuestas inconexas que ofreció a los agentes, el nerviosismo sutil de su voz y las incoherencias en su relato conllevaron el registro del camión. Y voila. Los agentes hallaron, escondidos, varios centenares de móviles que, tras hacer las primeras comprobaciones, constataron que se correspondían con objetos que habían sido robados. El conductor quedó detenido.

Entonces todavía no lo sabían, pero estaban ante un grupo criminal que se dedicaba a recibir smartphones robados por la ciudad de Barcelona, muchos de ellos por ladrones multirreincidentes, para revenderlos, posteriormente, a Marruecos. Pronto descubrieron el funcionamiento de esta organización. Deshaciendo el recorrido del vehículo interceptado localizaron un coche, cuyo conductor pareció entregarle mercancía al camionero que, horas más tarde, quedó detenido. Las bolsas que envolvían el material entregado con el material incautado coincidían a la perfección.

Localizaron los puntos de recepción en el Hospitalet

Haciendo lo propio con el segundo vehículo identificado, los investigadores llegaron ante un piso en el Hospitalet de Llobregat. Fue entonces, según han confirmado fuentes del caso a eltaquigrafo.com, que se procedió a trabajar conjuntamente con el juez instructor. Los agentes sospecharon que podía tratarse de una organización de gran envergadura dedicada a la recepción de objetos robados. Y así fue.

Empezaron con las primeras diligencias. Era febrero de este 2021. A partir de entonces, guardias, seguimientos y vigilancias. El ajetreo de personas que llegaban al piso del Hospitalet iba confirmando sus teorías. Pronto detectaron otro inmueble implicado en la misma localidad: decenas de pequeños delincuentes, muchos de ellos fichados por la policía catalana, se acercaban a los inmuebles en cuestión, vendían su mercancía a los receptores y se marchaban. Durante el trascurso de la investigación, los agentes pudieron interceptar mucho material robado o hurtado (teléfonos móviles y ordenadores, principalmente) que iba a ser vendido a esta red que, luego, los revendía por el norte de África.

publicidad

Un robo motivó la recta final de la investigación

La investigación explotó entre finales de abril y principios de mayo por dos factores: el aumento de la circulación de personas que accedía a los pisos identificados y un atraco en Sant Andreu de la Barca, donde los atracadores consiguieron llevarse más de 60 terminales. Tras este hecho, los investigadores hallaron la motocicleta con la que se había cometido el atraco estacionada ante una de las viviendas sospechosas. Una vez ahí, los agentes consiguieron detener a los tres hombres que salían de uno de los pisos. Iban cargados con los terminales robados en el interior de bolsas.

Así fue como, dado el movimiento observado y los indicios obtenidos se dio permiso para ejecutar la entrada y registro de los inmuebles investigados. El 13 de mayo y bajo la tutela del juzgado que instruye el caso, los agentes de la División de Investigación Criminal de Martorell (Barcelona) y del Grupo de Delincuencia Urbana de l’Hospitalet de Llobregat realizaron tres registros en el Hospitalet.

En libertad con cargos

De dichas entradas permitieron recuperar 330 aparatos electrónicos entre tabletas, móviles de alta gama y ordenadores, y se detuvieron los ocho hombres. Tres de los arrestados quedaron en libertad después de declarar en sede policial y quedan a la espera de que los cite el juez. El resto de los detenidos pasaron a disposición judicial y el juez instructor decretó libertad con cargos.

Con todo, los agentes que han desarrollado la investigación dan por desarticulada la banda, al detener a todos sus componentes, además de otro colaboradores. Esta figura, aseguran, se corresponde con la de ladrones multirreincidentes que acudían a los pisos del Hospitalet con el objetivo de vender la mercancía que habían robado en Barcelona. Los investigadores han explicado a esta redacción que en la actualidad siguen clasificando todo los objetos recuperados para poder devolverlos a sus propietarios cuanto antes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here