La Policía pide analizar, de nuevo, el ordenador de Helena Jubany

Tras la negativa de imputar a los tres nuevos sospechosos propuestos por la acusación particular, la Policía Judicial ha solicitado ampliar la pericial informática forense del ordenador de la joven para analizar cualquier detalle que pueda determinar la identidad del acosador ‘Rius_Kant’

La Policía pide analizar, de nuevo, los chats del ordenador de Helena Jubany
La Policía Judicial ha pedido una nueva pericial del ordenador de Helena Jubany / Cedida

La semana pasada la familia de Helena Jubany, asesinada el 2 de diciembre de 2001, pidió la imputación de tres nuevos sospechosos. El análisis del disco duro de su ordenador revelaba que la joven bibliotecaria había tenido un acosador virtual: un tal “Rius_Kant”. Los chats extraídos del PC y publicados en exclusiva por eltaquigarfo.com demostraban la persecución virtual de este individuo meses antes de su muerte, coincidiendo con los anónimos manuscritos que también recibió en su domicilio de Sabadell.

La jueza de Instrucción 2 de Sabadell no vio indicios suficientes como para imputar a los tres nuevos sospechosos y denegó la solicitud presentada por la acusación particular. Este lunes, sin embargo, el Grupo Técnico de la Brigada Provincial de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía en Barcelona ha solicitado a la magistrada un nuevo análisis pericial de los chats y documentos encontrados en el ordenador personal de Helena Jubany.

Se requieren nuevos datos del usuario “Rius_Kant”

El objetivo de dicho análisis es averiguar, si resulta técnicamente posible, todos los datos posibles acerca de la procedencia del chat que Jubany, a través del servidor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), mantuvo con el usuario “Rius_Kant”. En concreto, se busca la dirección IP del equipo remitente “o cualquier otro dato que pudiese servir para avanzar en la investigación”, puntualiza la petición de la Policía Judicial.

Para obtener estos nuevos datos, los investigadores requieren, por un lado: la autorización de la UOC, cuya intranet fue el canal de dicho acoso, para que aporte los servidores de los correos electrónicos utilizados por los alumnos en 2001. Y, por otro lado, la información que podría guardar la empresa IRC Hispano, que ofrecía el servicio técnico del chat por el que Helena fue acosada, para que haga entrega de toda la información en relación con la fallecida y su acosador. Concretamente, los agentes requieren todos los datos de registro (nombre, apellidos, correo electrónico, teléfono, etc.) que el usuario “Rius_Kant” facilitó para chatear con varios “nicknames o alias” durante las fechas concretas en las que Jubany fue atormentada por este anónimo.

publicidad
Solicitud de la Policía Nacional

Además, esta empresa, ubicada en Lleida, también podría aportar todos los datos técnicos de los que todavía disponga: la relación de las direcciones IP de conexión y todos los datos asociados a los usuarios rius_canw, rius_cant, rius_kant, friulin, firuinygollum. Todos ellos asociados a la misma persona anónima a excepción de ‘gollum’ que no quedó claro.

¿Quién es y desde donde escribía “Rius_Kant”?

El propósito de la Policía Científica, en colaboración con la Judicial, es ampliar la pericial informática forense; y, verificar si en el disco duro existen otras conversaciones o cualquier otro documento en el que se haga referencia a los hechos investigados. En particular, matiza la petición policial: “datos correspondientes a los anónimos recibidos por Helena Jubany, al lugar donde fue hallado el cuerpo sin vida y donde presumiblemente se cometió el crimen”, así como, sobre “las actividades realizadas los días anteriores (concretamente la visita al centro cultural una actividad cuentacuentos la noche anterior al crimen)”.

Hasta la fecha no se ha recibido respuesta ni de la UOC, ni de la compañía IRC Hispano, pero el ordenador de Helena Jubany podría esconder la llave que descifrara, al fin, el gran enigma que envuelve su muerte.

Extracto de una conversación entre «Rius Kant» y Helena Jubany. El anónimo le dice: «ahora, además de fea, antipática».

Recuerdo literario

Estas novedades en el caso llegan tan solos dos días antes de que se cumplen 20 años de la muerte de la joven bibliotecaria. De hecho, en recuerdo a Helena Jubany, cada año desde hace catorce, por el aniversario de su muerte, se hace entrega de un premio literario. El acto se celebrará este jueves, 2 de diciembre, a las 19:30 horas en la Biblioteca Antoni Comas de Mataró. El premio está dotado con 3.000 euros y la publicación ganadora se publicará en el diario Ara.

Cartel del acto de entrega de premios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here