La Policía Nacional lidera la lucha internacional contra el tráfico de marihuana

El dispositivo “Operación Verde” ha logrado detener a 814 delincuentes asentados en España, dedicados al tráfico de marihuana.

La Policía Nacional lidera la lucha internacional contra el tráfico de marihuana
Una de las plantaciones incautadas. | CNP

La Policía Nacional lidera la lucha internacional contra el cultivo y el tráfico de marihuana, a raíz de la puesta en marcha de un operativo pionero en Europa, denominado Operación Verde.

En dicha operación policial, que cuenta con el apoyo de la Interpol y la Europol, participan más de 2.000 agentes especializados en la lucha contra el narcotráfico en España, y tiene como objetivo investigar a organizaciones criminales internacionales y nacionales, asentadas en España y especializadas en el tráfico de marihuana.

Desde que se activó el plan, se ha arrestado a 814 personas y se han desmantelado más de 300 plantaciones de cannabis en todo el país. Además, se han intervenido 176.970 plantas de marihuana y se han incautado un total de 4.516 kilogramos de marihuana, 5.487 kilos de hachís, 1.748 kilos de cocaína y 13 kilos de heroína, según ha informado el cuerpo policial implicado.

Objetivo común: las plantaciones españolas

La Operación Verde nace como consecuencia del estudio y análisis de la situación actual del tráfico de drogas en nuestro país, y su objetivo es el de dar una respuesta activa al cultivo y tráfico de marihuana, así como al asentamiento en España de delincuencia organizada proveniente de otros puntos de Europa.

Dicha fase de análisis vino desarrollada por varias operaciones internacionales, realizadas en los últimos años, en colaboración con otras policías, como las de Reino Unido, Holanda, Francia, Serbia, Italia y Portugal. En todas ellas, los agentes observaron que el origen de la marihuana apuntaba a plantaciones y organizaciones asentadas en España.

Este descubrimiento, unido a la comprobación de un incremento de las incautaciones de plantas de cannabis del 538% entre los años 2013 y 2017 —de 176.165 plantas en 2013 a 1.124.674 plantas en 2017—, motivó la necesidad de implementar un plan operativo conjunto. Sobre todo, porque dicho aumento no sólo afectaba al tráfico de drogas en nuestro país, sino también a Europa y a otras partes del mundo, debido a que la marihuana producida en España se exportaba a otros países a través de empresas de transporte.

Fraude de 1.769.700 euros por trimestre

Estas plantaciones estaban perfectamente instaladas en todo tipo de viviendas, garajes, naves industriales e incluso establecimientos públicos, siempre en modo indoor. En el marco de este plan, también se ha evaluado el perjuicio económico que conlleva la defraudación de fluido eléctrico realizada por los responsables de las plantaciones de marihuana. En total, y teniendo en cuenta que se han intervenido 176.970 plantas de marihuana en este tiempo, se estima que el fraude asciende a 1.769.700 euros por trimestre.

Los agentes también han detectado que el cultivo de marihuana trae consigo una variedad de delitos conexos, tales como el narcotráfico de cocaína o heroína, tenencia ilícita de armas, blanqueo de capitales, defraudación de fluido eléctrico, pertenencia a organización criminal o los “vuelcos” (robos de droga entre narcotraficantes). Esta operación ha permitido que, además de los 4.516 kilogramos de marihuana y los 5.487 kilos de hachís, en los últimos meses se hayan aprehendido 1.748 kilos de cocaína y 13 kilos de heroína. Asimismo, los agentes han intervenido 197 vehículos, 1.559.992 euros, 2.645 yuanes, 1.500 libras, 44 armas cortas, 31 largas, 32 simuladas y 6 pistolas eléctricas.

Se rompe el primer eslabón

El desmantelamiento de los puntos de plantación y producción de marihuana en nuestro país supone el corte del primer eslabón de la cadena de un fenómeno delictivo internacional. Parte de la marihuana elaborada en España tiene como destino terceros países, principalmente de la Unión Europea, lo que implica que pueden estar involucradas diferentes organizaciones criminales de varios países.

Tras la fase de cultivo, recogida y procesamiento de la marihuana, llega el empaquetado y almacenamiento para, finalmente, organizar transportes de la mercancía, utilizando principalmente el método de ocultamiento entre mercancía legal y, así, hacerlo llegar a diversos países como Francia, Italia o Reino Unido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here