La pandemia hace caer a la criminalidad un 25% en España

Según los datos registrados por los diferentes cuerpos policiales, durante los seis primeros meses del presente año, las infracciones penales han sumado un total de 803.609 hechos, lo que constituye un descenso del 24,8% con respecto al mismo periodo del año 2019.

La pandemia hace caer a la criminalidad un 25% en España
Agentes de la Guardia Civil durante un operativo | GC

La pandemia del coronavirus nos obligó a quedarnos en casa. A todos, delincuentes incluidos. Y aunque los cacos siempre encuentran el agujero por donde escabullirse y delinquir, lo cierto es que, durante los seis primeros meses del presente año, coincidiendo de pleno con la pandemia del coronavirus, las infracciones penales han caído en nuestro país un 24.8% con respecto al mismo periodo de 2019. En total, se han registrado 803.609 delitos penales, en comparación al 1.069.105 del año pasado.

Según el Balance de Criminalidad del segundo trimestre (abril – mayo – junio) de 2020, publicado recientemente por el Ministerio del Interior, este descenso estaría «íntimamente correlacionado con las circunstancias derivadas de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaró el estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus, y que estuvo vigente hasta el día 21 de junio y que, entre otros, limitó la movilidad de la ciudadanía, que tuvo que permanecer en cuarentena hasta que el riesgo de contagio disminuyó.

Los hurtos caen en picado

El descenso se ha producido en la gran mayoría de los tipos penales, en especial, en los robos con violencia o intimidación (-31,4%); los robos con fuerza (-31,1%, en domicilios -31,9%); los hurtos (-44,7%); y las sustracciones de vehículos (-33,7%).

Es curioso, alertaban los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (CFSE), que, sobre todo en los hurtos, las medidas de distanciamiento social han conllevado que no haya tanto contacto directo entre ladrones y víctimas, provocando una caída en picado de esta tipología delictiva. Sin embargo, el peligro que preocupa ahora a estos mismos cuerpos es la proliferación, en las ultimas semanas, de robos con violencia —en especial, en las grandes ciudades—.

En capitales como Madrid o Barcelona, los hurtos han caído hasta en un 45% y un 56%, respectivamente.  

Sigue habiendo excepciones

Pero no todo ha sufrido un descenso durante el estado de alarma, según el informe de criminalidad. Como excepción a dicho comportamiento más generalizado, se produce un incremento de un 2,0% en las tentativas de homicidio doloso y asesinato consumado (8 casos más que en el mismo período de 2019) y un incremento de los delitos conocidos como de tráfico de drogas (0,9%), muy relacionados, en este caso, con «la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en el marco de planes específicos como el Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar».

Los narcos no descansan ni en cuarentena

Si bien es cierto que el tráfico de drogas ha aumentado, en término generales, en un 0,9%, hecho que el Ministerio del Interior relaciona directamente con el operativo contra el tráfico de drogas en el estrecho de Gibraltar, la comunidad autónoma que ha sufrido un aumento más significativo, dadas las circunstancias, ha sido Catalunya, con un 14,4%, frente al 2,6% registrado en Andalucía.

En este sentido, Eduard Sallent, jefe de los Mossos d’Esquadra, ya comentó en su día que el número de detenciones relacionadas con el narcotráfico local, sobre todo en la ciudad de Barcelona, aumentó porque, según él, «al haber tan poca gente en la calle, los pocos que circulaban sin aparente justificación eran identificados de inmediato y retenidos si portaban sustancias estupefacientes». Solo en la ciudad de Barcelona, se ha experimentado un aumento del 67,8%, mientras que en Málaga ha sido del 12,4%.

Es preciso destacar que la Policía catalana lleva meses alertado del aumento de mafias del narcotráfico en esta comunidad, llegando a admitir que la proliferación de estas organizaciones criminales es la real amenaza de Catalunya en la actualidad, que se está convirtiendo y asentando como el principal distribuidor de marihuana para el resto de Europa.

Delitos contra la libertad sexual

Los delitos contra la libertad sexual, agresiones sexuales y abusos también han vivido una caída significativa del 15,3%, en general. Fuentes policiales aseguraron a este medio que este descenso también tenia que ver con las limitaciones de movilidad, las limitaciones sociales y, en especial, las restricciones en el ámbito del ocio nocturno, donde se consuman muchas de las agresiones, sobre todo, por parte de desconocidos.

Aunque las cifras siguen siendo altas: 1.203 casos en Catalunya, 917 en la Comunidad de Madrid, 660 en la Comunitat Valenciana o 1.009 en Andalucía (comunidades que registran más casos, con diferencia), todas ellas han experimentado un descenso notable en comparación con el mismo periodo de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here