La mujer asesinada en Esplugues quería separarse de su pareja

Según las investigaciones de la policía catalana, a raíz de los testimonios del entorno familiar de la víctima y del presunto asesino, el hombre no había aceptado que Mónica se quisiera separar de él.

La mujer asesinada en Esplugues quería separarse de su pareja
Mónica Linde hacía poco que trabajaba en el aeropuerto de Barcelona.

Mónica L., la mujer de 28 años asesinada a manos de su marido en Esplugues de Llobregat (Barcelona), hacía meses que se había separado de él y estaba buscando otra casa donde marcharse con su hija, Ciara, de 3 años y víctima también del crimen machista. Cuando sucedieron los hechos, durante la madrugada del pasado, 6 de enero, la mujer y su hija seguían compartiendo vivienda con el hombre que las mató. Mónica es la primera víctima de violencia machista en España este 2020.

Los agentes de la División de Investigación Criminal (DIC) del Área Metropolitana Sur de los Mossos d’Esquadra investigan los hechos y también intentan aclarar la relación que podría mantener una pelea que protagonizó el presunto asesino horas antes con un amigo en medio de la calle, delante del piso que todavía compartía la pareja. El verdugo, el presunto asesino, es la pareja de ella, un joven de 27 años de nacionalidad española, con quien vivía en un primer piso del barrio de La Plana de Esplugues. El hombre ahogó a la niña y a la madre —también de nacionalidad española— y llamó al 112.

Tras acabar con la vida de su pareja y su hija, el presunto asesino, Rubén, se autolesionó en la muñeca y en el cuello con un cuchillo. Es por ello, por lo que tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario, donde quedó bajo custodia policial, hasta recuperarse de las heridas. 

Trasladado ya a dependencias policiales

El autor confeso del doble crimen fue trasladado este martes por la mañana a dependencias policiales de los Mossos d’Esquadra, tras recibir el permiso hospitalario. Se espera que el hombre pase a disposición judicial el miércoles. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) informó también de que no hay antecedentes judiciales de violencia entre la pareja y de que la juez del juzgado de instrucción 3, de Esplugues de Llobregat, en funciones de guardia, ha decretado el secreto de las actuaciones.

Aun con todo, fuentes policiales cercanas al caso están convencidas de que fue una reacción del hombre a la decisión de la chica de quererse separar de él. Todavía se saben pocas cosas. 

Reacciones al primer crimen machista 

La DIC de la Región Policial Metropolitana Sur de Barcelona ha abierto una investigación para determinar las causas de este doble homicidio. Mónica y Ciara son las dos primeras víctimas de violencia machista en Cataluña y en el conjunto de España. 

El Ayuntamiento de Esplugues de Llobregat ha decretado tres días de luto por el doble homicidio. Tras conocerse la noticia, unas 350 personas se concentraron ayer ante el Consistorio para guardar cinco minutos de silencio en recuerdo de las víctimas. Empleados del Institut Català de les Dones (ICD) organizaron también este martes un minuto de silencio ante la sede del organismo. 

También se sucedieron condenas y muestras de indignación y horror por este crimen por parte de distintos personajes públicos a través de sus redes sociales. A media mañana fue el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a través de su cuenta de Twitter. También el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lamentó la terrible noticia y mostró su pésame a la familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here