La mitad de las víctimas de delitos sexuales en España son menores

Según los últimos informes sobre abusos y agresiones en España, las denuncias incrementaron en 2018 hasta en un 30% respecto años anteriores, copando los menores el 50% de dichas denuncias

La mitad de las víctimas de delitos sexuales en España son menores
La mitad de las víctimas de delitos sexuales en España son menores

Datos recogidos de un informe del Ministerio del Interior sobre los delitos contra la libertad e indemnidad sexual reflejan un claro incremento en los últimos años de las denuncias de delitos sexuales y en especial de la ciberdelincuencia sexual y de los abusos sexuales con penetración, que se han duplicado desde 2012, al pasar de 351 a 731 casos conocidos.

El perfil tipo: mujeres entre 18 y 30 años, agredidas en su vivienda o alrededores, tal como describe dicho informe. Sin embargo, este informe muestra un dato escalofriante que no debe pasar desapercibido: el 50% de las víctimas son menores y Cataluña, Andalucía, Madrid, la Comunidad Valenciana, Navarra, Canarias y Baleares encabezan la lista de comunidades con mayor incidencia.

Incremento de las denuncias y de las penas

Tanto el Ministerio del Interior, como la Generalitat de Catalunya (concretamente la Oficina de Reparación y Atención a la víctima), coinciden en afirmar que el incremento de las denuncias coincide con el aumento de casos protagonizados por menores. Este mayor número de denuncias, no significa necesariamente que existan más casos ahora que hace unos años, sino que se denuncian más.

Según Lidia Serratusell, responsable del área de Reparación y Atención a la víctima de la Generalitat, “campañas como el ‘Me Too’ o los escándalos en colegios religiosos han ayudado a tomar consciencia de la gravedad de la situación y emprender, más a menudo, acciones legales contra estos casos”.

De hecho, los datos estadísticos ofrecidos por la Generalitat al respecto, demuestran que en lo que llevamos de 2019, la dinámica sigue siendo la misma y los registros de denuncias mensuales y los acompañamientos de las víctimas han aumentado respecto el año pasado.

Por lo tanto, coincidiendo con las conclusiones del informe sobre los delitos sexuales, las razones por las que ahora se conocen más casos se deben a: “la mayor sensibilización social, tanto entre las mujeres, como de asociaciones, así como la creación del Estatuto de la Víctima y de los cambios recogido en el Código Penal 2015, que modificaron la edad mínima del consentimiento sexual y se agravaron las penas de los delitos sexuales contra menores, al tiempo que tipificó como delito la divulgación no autorizada de grabaciones o imágenes íntimas obtenidas con el consentimiento de la víctima pero divulgadas sin su conocimiento (sexting)”.

Agresión a menores: las cifras

Los menores son víctimas de la mitad de los delitos sexuales. Según una información publicada por TV3, el Departamento de Justicia atendió en 2018 a un 51% más de menores víctimas de delitos sexuales, que el año anterior. Las Oficinas de Atención a la Víctima de Catalunya acompañaron a un total 12.000 personas, de las cuales cerca de 270 eran menores, mientras que en 2017 fueron menos de 180.

Según el citado informe, que recoge información de todo el territorio español, los menores víctimas de delitos sexuales en España ascendieron al 48% de los casos denunciados en 2017. Ese año, hubo 9.537 denuncias, de las cuales 4.452 afectaban a un menor de edad.

Según datos de este mismo informe publicado por la Secretaria de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, 2.086 denunciaron abuso sexual, 495 exhibicionismo, 443 agresión sexual, 433 corrupción y 258 abuso sexual con penetración.

En casa, en la escuela y en el deporte

Según los psicólogos de Fapmi-Ecpat en España, la mayoría de abusos sexuales a menores se siguen produciendo dentro de la familia, pero que son comunes allá donde hay una jerarquía de poder, donde alguien, como sucede en el deporte, puede abusar con sensación de impunidad.

El problema es que se ignora la magnitud de los abusos sexuales en España. La estadística con la que se trabajan los expertos es la que proporcionó el Consejo de Europa en 2010: uno de cada cinco niños o niñas sufre alguna forma de violencia sexual antes de cumplir los 18 años.

En el mismo informe se afirmaba que el 85% de los abusadores son personas queridas y respetadas por la víctima. La familia sigue siendo el campo de batalla y de ahí la dificultad de la lucha, pues cuesta mucho que el menor de edad se atreva a denunciar su situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here