La Malinche se queda

Yo no tengo el menor interés en revisar ni la historia de la conquista y colonización, ni de rehabilitar ninguna figura histórica. Excepto en un caso, en el de la Malinche.

La Malinche se Queda
La opinión de Núria González para eltaquigrafo.com

De las estupidísimas discusiones a las que asistimos como sociedad últimamente, por gracia y obra del posmodernismo actual, nutrido básicamente de analfabetos funcionales y sociales, la que más me alucina es esa que pretende el revisionismo de la historia de la colonización de América, sucedida por allá por el S.XV.

Proponen estas lumbreras que la sociedad española del S.XXI pida perdón por la “conquista de América” acaecida hace quinientos años. A esta fiesta se han sumado dos súper personajes como son el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (“El Peje”, para sus conciudadanos) y el Papa comunicólogo, Francisco.

Del Papa diremos que es exactamente lo que me esperaba, y lo que se espera de un gran comunicador. Que parezca que dice mucho, pero en realidad no dice nada, y que parezca que está haciendo (o va a hacer) mucho, pero en realidad, no mueve un dedo. Por ello, estas causas insustanciales ya le vienen bien. Me pregunto también si está pensando en pedir perdón a alguien por las Cruzadas. Al fin y al cabo, son de la misma época.

Y, qué decir del presidente mexicano, que es experto el lanzar bombas populistas y sin sentido, mientras cada vez es más patente que su “4T” (Cuarta Transformación de México), es lo mismo de siempre sólo que robando otros, que a su vez, son los mismos de antes haciendo lo de siempre. Véase que su partido, MORENA (Movimiento de Revolución Nacional”), se creó a su imagen y semejanza y está compuesto casi en su totalidad por ex priistas y ex altos cargos. Demasiada segunda mano para aspirar a la revolución. Él mismo es ejemplo de ello: empezó en los setenta teniendo cargazos en el PRI, luego fue “alcalde” de Ciudad de México por el PRD, y por último se montó su propio chiringo, “MORENA”, con el que por fin logró llegar a la presidencia de la república.

publicidad

Un continuador más, entretenido y entreteniendo, `pidiendo explicaciones por lo dispuesto, siglos a, por Isabel la Católica, más conocida en México como “Chabela la Mocha”.

Y luego están los posmodernos, mucho más preocupados por reescribir lo que pasó hace más de cinco siglos que por poner el foco en el desangre actual que las grandes empresas europeas y españolas llevan décadas practicando en Latinoamérica.

Pretenden hacerlo además y como no podría ser de otra manera, desde la más completa ignorancia hacia todo lo que tiene que ver con Latinoamérica, la del S.XV y la del s.XXI. Nos proponen el revisionismo histórico gentes que, en su mayoría, no han puesto un pie al otro lado del charco, y si lo han hecho, en un 90% no han traspasado las puertas de los resorts de pulserita y “todo incluido” de República Dominicana o Cancún.  Alguno que se debe creer Indiana Jones, a lo mejor ha llegado a ir a Perú y ha hecho un tour dirigido por Cuzco, o tirando largo, ha subido al Machu Pichu a por su foto para el Instagram.

Estas nuevas gentes de la secta de “lo correcto”, deberían mostrar mayor interés en que se hiciera cumplir a las empresas extractivistas una mínima legislación que no tuviera a sus trabajadores y trabajadoras latinoamericanos en régimen de cuasi esclavitud. Podrían entretenerse en pensar si las mejoras en las condiciones de contratación que les ofrecen aquí, por ejemplo, el BBVA, no se deben a que más de la mitad del beneficio de la compañía lo sacan, precisamente de México, y precisamente, a base de pagarle a los y las empleadas, miseria y compañía.

Y así con Naturgy, Telefónica, Banco Santander, ACS, y un montón de empresas españolas, que son la mayoría del IBEX 35, y que aumentan sus beneficios y dan “estabilidad a la economía” gracias a seguir exprimiendo a Latinoamérica.

Pero ni media palabra he escuchado al respecto de esta cuestión a los nuevos “justicieros de la historia”. En serio que se me hace complicado encontrar alguna cuestión más pendeja que querer que se pida perdón por lo que hizo Hernán Cortés, mientras tienes contratado Movistar en tu tele, por un ínfimo precio que sería diez veces mayor, si Telefónica no sacara su beneficio de América Latina.

Ni cuestión más pendeja que ésta, ni personajes más pendejos que quienes lo proponen. Y me permitan ustedes la expresión debido al contenido de esta columna y a las fechas en las que estamos. Hasta que alguno de estos imbéciles pretenda también revisar la lengua y sus expresiones. Ya pasó con una canción del grupo Molotov, “Puto”, que algunos catetos dejaron de poner porque otros más catetos se sentían ofendidos, sin molestarse en saber si quiera, que significa tal cosa al otro lado del Atlántico.

Yo no tengo el menor interés en revisar ni la historia de la conquista y colonización, ni de rehabilitar ninguna figura histórica. Excepto en un caso, en el de la Malinche.

Malintzin, bautizada cristianamente como “Marina” al ser regalada como esclava a los españoles por su gente, llegó a ser Doña Marina, pero para la Historia se quedó en Malinche, para pasar del nombre al insulto de malinchista.

Una de esas grandes figuras femeninas a la que el patriarcado no nos permite sacar del encasillamiento de la mujer malvada y pecadora. En el caso de Malitzin, una traidora, culpable de miles de muertos y de la caída del impero azteca. Sin duda hasta hoy, la mujer más odiada de México. Y para los historiadores españoles, una olvidada, porque según ellos, gran parte de la “conquista de América”, es mérito exclusivo del gran volumen de los testículos de Hernán Cortés.

Por poner un ejemplo, no les importa un pimiento (un chile picante) ni a los historiadores, ni a sus inquisidores revisionistas que en realidad, la caída de Tenochtitlán fuera dada porque todas las etnias diferentes a los aztecas, (unos 80.000 Tlaxcaltecas y huexotzincas, entre otros), se unieron a Cortés para quitarse de encima a los aztecas dominantes, que los tenían fritos a tributos, incluidos seres humanos para su consumo.  

Para los mexicanos la culpa fue de La Malinche y para los españoles el mérito fue de “los conquistadores” y de Cortés que “enamoró” a la traductora que veló por sus intereses.

Malitzin era una princesa heredera de su tribu, que tuvo la mala suerte de que su padre muriera y su madre se volverá a casar, teniendo un hijo varón que ocuparía su puesto en la línea sucesoria. Para asegurarse de esto, su propia familia la vendió como esclava en un mercado y dijeron que había muerto a quién preguntó por ella. Pasó de mano en mano, siendo violada por sus diferentes amos, hasta que la compró un cacique en Tabasco, que la regaló, junto con otras mujeres, a los españoles como muestra del buen rollito local. Fue allí donde la conoció Cortés y él se dio cuenta de que esa mujer era, literalmente, el puente que necesitaba para comunicarse con todas las gentes de esas tierras.

Así fue, y Malitzin, entonces Doña Marina, sobrevivió y se hizo poderosa. Y eso, a las mujeres, no se les perdona.  Así que, si hay que revisar algo y alguien tiene que arrepentirse, que sean todos los sabios que han demonizado a la Malinche, y con ella a todas las mujeres. Que la Malinche se quede en todas nosotras.

11 Comentarios

  1. Buenas tardes, estoy completamente de acuerdo con todo lo reflejado, estoy leyendo libros sobre la conquista de Méjico y así es, muy bien expresado, que se dejen de tonterías y solucionen los enormes problemas que tiene su país, saludos

  2. He recorrido México, leí en los 80 la Conquista de la Nueva España y otros muchos libros más sobre ese gran país y sus vecinos, que también he pisado en varios sitios…. Estoy de acuerdo con su escrito y considero a la Malinche una heroína total y cabal y cómo dice una abogada amiga de Mexicali, si no hubieran llegado los españoles lo habrían hecho los gringos y eso sí que hubiera sido muchísimo peor, a la vista de lo que hicieron con los indios en su país

  3. Qué satisfacción me da leer tu artículo sobre Malinche, querida Nuria. Soy Susana Oviedo y quería contarte qué para el aniversario del Descubrimiento o del Encuentro, 2 poetas y 1 pintora instigadaa por mí quisimos hacer una cantata sobre Malinche y la conquista desdé esa perspectiva que señalas, que es la de las clases. Había opresión también en y entre las tribus. Malinche es un símbolo de clase que desarticula la leyenda de las etnias. Gracias otra vez

  4. Bravo y felicitación a la autora del artículo.
    Estando residiendo en USA compré el libro, editado en Mexico, «Verdadera Historia de la Conquista de la Nueva España»,de Hernan Diaz del Castillo.
    Conste que pertenezco y soy de una nacionalidad cuya cultura no es la castellana.
    Todas las *conquistas* son cruentas;pero, a los obtusos y borreguiles les aconsejaria que antes de abrir las fauces y exhalar berridos, hiciesen un repaso y consecuencias etnicas de las * conquistas* de otros europeos en ese continente,por ejemplo en los territorios ahora denominados USA, y se preguntasen donde estan los nativos de todo el Noreste de dicho continente. Y la razón por la que en el Oeste si hay nativos.
    Hernan Cortes, y los españoles no eran oerfectos:pero no sacrificaban personas para comerselas. Imponiendo el terror.
    El sucesor de Motezuma, Guantemoc, fué ajusticiado, junto con otros aztecas, por haber asesinado a otro nativo, y cocinarlo para comerlo, inflingiendo la prohibición dada por Cortés.
    Doña Marina, sería la amante de Cortés, pero su condición social no era la de esclava.
    Su hijo llego a tener un gran estatuto en la sociedad.
    Termino con lo siguiente. JERÓNIMO, jefe comanche que luchó contra los CONQUISTADORES ANGLOS, era cristiano y hablaba castellano.

  5. Estoy de acuerdo en el 98% de lo expuesto en este artículo y si la escritora no hubiese utilizado las palabra mágica, «patriarcado», éste sería un artículo excelente.

  6. Me parece llamativa la petición de » Perdón» de algunos a sabiendas que con ello no nos invitan a todos, como seres humanos a la reflexión, por el contrario solo inflaman las mentes de los demás con odio e ignorancia demoledora.
    Este tipo de manipulación de algunos mandatarios son la que nos lleva a tener que equivocarnos y pedir perdón mientras sus asientos se corroen por el paso del tiempo y el peso de sus traseros…

  7. Què hi farem, noia!. Rucs hi han a tot arreu.
    Molt bó el teu article. Em recorda a aquells que están preocupats por el guineu àrtic i no fan res per el veí que está patint.

  8. Excelente columna, me gustó la forma de expresar..síntesis de una parte de la historia en pocas palabras, sobretodo de forma objetiva

  9. Soy salvadoreño. Reconozco la hispanidad en todo. En el discurso anti corrección hay un fallo, sin embargo. Pareciese que Cortes libera y empodera a aquellos que para bien o para mal se aliaron en la con conquista. Nadie dice luego verdades completas. Obviamente el discurso termina allí. Por otra parte, muy de acuerdo con el artículo, hermoso y necesario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here