La madre de Maje pone a su hija contra las cuerdas con su declaración

De su declaración, se desprende que la madre de la acusada ya era conocedora de cómo se cometió el asesinato antes de que su hija fuera detenida, lo que desmonta la teoría de la defensa.

La madre de Maje pone a su hija contra las cuerdas con su declaración
Maje (i), durante el juicio | EFE

La declaración de los familiares de Maje, la ‘viuda negra de Patraix’ (Valencia) y la de los de Antonio (su marido asesinado), en el juicio que se instruye contra ella y uno de sus amantes —Salva— por el asesinato de su marido, han puesto contra las cuerdas a la mujer. Y quien menos la ha ayudado, ha sido su propia madre.

A una pregunta de la defensa de Maje, su madre ha respondido: «Mi hija me dijo que Salva le contó cómo se había escondido… ¡uy!, bueno esperado en el garaje y tras pelear con Antonio, lo mató en defensa propia». En ese momento, el fiscal, Vicente Devesa, ha lanzado rápidamente otra pregunta: «¿Esa conversación tuvo lugar antes de la detención?». La respuesta ha sido afirmativa, por lo que se desprende que la madre de la acusada ya era conocedora de cómo se cometió el asesinato antes de que su hija fuera detenida, lo que desmonta la teoría de la defensa respecto a que Maje se enteró de que Salva (el amante) había acabado con la vida de su marido, una vez detenida.

Antes de la madre de Maje, habían declarado la de Antonio, su marido y su hijo, y un hermano de la acusada.

Declara la madre de Antonio

La primera testigo en prestar declaración ha sido la madre de Antonio.A lo largo de su intervención, la testigo ha desgranado cómo fueron los días previos al asesinato: «Dos días antes de que lo mataran, Maje y él estaban besándose en el sofá de mi casa».

También ha destacado la frialdad de la viuda cuando ella, su marido y el hermano de Antonio llegaron desde Novelda (Alicante) hasta Valencia, el día del asesinato, y acudieron a la casa de la pareja. Le habían dicho que la pareja había sufrido un accidente de automóvil grave. Al llegar, le comunicaron que su hijo había sido apuñalado en el garaje y que había muerto. «Ni me miraba», comentó, en referencia a la acusada.

De amantes a asesinoss

Maje y Salva, con quien mantenía una relación extramatrimonial, fueron detenidos cinco meses después del asesinato, ocurrido en 2017, y sus versiones han ido cambiando a lo largo del procedimiento. En el caso de Maje, cuando fue detenida, confesó que participó en la planificación del crimen, pero dos días más tarde, ante el juez, se retractó y señaló que no fue así. Indicó que lo que dijo a los agentes fue porque estaba muy nerviosa y no había entendido la pregunta que se le había formulado.

En el caso de Salva, ante la Policía, afirmó que habían sido los dos, pero luego decidió asumir toda la responsabilidad y exculpar a Maje. Por este motivo, se realizó un careo, pero ninguno quiso declarar en ese momento. Año y medio después del crimen, Salva aseguró que habló en varias ocasiones con su examante de cómo matar al ingeniero, de 36 años, y afirmó que fue ella la que le dio las llaves del aparcamiento donde acabó con la vida de la víctima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here