La investigación «fantasma» de Anticorrupción sobre Andbank

Durante dos años, casi en secreto y fuera del control de la jefatura de Anticorrupción, un fiscal amigo de Moix investigó si los Pujol colocaron dinero negro en Bahamas a través de Andbank.

La investigación
Jordi Pujol y el exfiscal jefe anticorrupción Manuel Moix | fotomontaje el taquígrafo.

Tal y como ha podido confirmar eltaquigrafo.com, durante dos años, sin encomendarse a nadie y sin reportar a nadie los avances que conseguía en sus indagaciones, el fiscal anticorrupción, Conrado Sainz, ha investigado una presunta trama financiera urdida desde Andbank para que clientes especiales pudieran colocar su dinero innombrable en Bahamas, sin luz ni taquígrafo.

Encargo de Moix

En realidad, el encargo que recibió en 2017 del entonces fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix, no fue otro que el de buscar dinero de los Pujol en estos productos financieros auspiciados, tutelados y gestionados por Andbank en Bahamas. El resultado, por lo que a los Pujol se refiere, es concluyente: ningún miembro de la familia del expresident tiene o tuvo dinero en Bahamas a partir del chiringuito que, a tal efecto, había montado el banco andorrano.

Sainz se puso a trabajar en del asunto en 2017. Y tras dos años de indagaciones, lo ha archivado. Lo ha hecho sin reportar dato alguno ni al fiscal jefe, Alejandro Luzón, ni a la teniente fiscal y representante de Anticorrupción en el caso Pujol, Belén Suárez.

El encargo de un amigo

En 2017, recibido el encargo de manos del entonces fiscal jefe, Manuel Moix —defenestrado más tarde ante la evidencia difundida por la prensa, según la cual había tenido una off shore en Panamá—, se puso manos a la obra.

Sainz era íntimo amigo de Moix. Los dos pertenecían a círculos muy próximos al Opus Dei y a ámbitos de relaciones donde sobresalía la figura del exministro de Justicia, Rafael Catalá. Sainz era, sin duda, un hombre de Moix; de hecho, fue el único que le apoyó cuando el grueso de Anticorrupción se reveló contra su jefe por su falta de independencia y por sus devaneos en Panamá.

Comparecencia crucial

El 31 de marzo de 2017, el expropietario de BPA, Higini Cierco, y el abogado, Javier Iglesias, se personaron en la Fiscalía Anticorrupción para aportar una serie de datos y documentos relativos a las supuestas tropelías en Andorra del clan Pujol. De esa reunión, efectuada casi con nocturnidad y alevosía —fue el propio Moix el que tomó declaración al banquero y al abogado—, se filtran los documentos que sitúan a Marta Ferrusola, esposa del expresident, Jordi Pujol, como la mujer «de los misales».

Sale Andbank

Sin embargo, en esa reunión, los comparecientes no sólo hablaron de la Ferrusola, sino también de Andbank, banco al que situaron poco menos que como la cueva de Ali Babá, donde buena parte de la corrupción política catalana habría depositado su dinero negro durante los años en los que parecía que, en Catalunya, estaba todo permitido.

Ni Cierco ni Iglesias aportaron datos documentales al respecto, pero el entonces fiscal jefe, Moix, quizá sobreactuando o quizá por todo lo contrario, indicó a su amigo, Sainz, que abriera unas diligencias preprocesales al respecto de lo dicho por los comparecientes. Lo que había llegado a oídos de Moix y de su segunda, Belén Suárez, era lo que, desde hacía años, circulaba a mil por hora en todos los corrillos políticos y judiciales de Andorra: Andbank tenía un chiringuito en Bahamas para sus clientes VIP.

Sainz, a su bola

Sainz investiga pero no judicializa el asunto y empieza a solicitar diligencias. Y Andbank, más pronto que tarde, recibe la orden de entregar datos sobre esos productos financieros tan golosos y sobre sus beneficiarios en Bahamas. Andbank responde y en su informe se concluye, taxativamente, que los Pujol no han utilizado esta trama. No hay dinero de los Pujol en Bahamas. Sí, sin embargo, hay dinero de otras familias, de otros prohombres de Barcelona, empresarios adineraos y reputados, industriales con pedigrí, políticos afamados que sí sucumbieron ante las mieles de ese producto financiero opaco ofertado por Andbank.

Materia criminis por investigar

Sainz buscaba, hurgaba en el pasado de los Pujol y ahí no encontró nada. El fiscal amigo de Moix encontró otras cosas, otros nombres, otros millones de dinero de desconocida procedencia por investigar que, sin embargo, da la impresión de que no investigó. No lo ha hecho porque, tal y como ha podido confirmar este medio, Sainz acaba de archivar estas diligencias preprocesales.

Sainz oculta. Suárez no pregunta

Eltaquígrafo ha podido saber que, durante estos dos años, Conrado Sainz no ha compartido con su jefa directa, la teniente fiscal, Belén Suárez, ninguno de los datos obtenidos o reportados por Andbank. Ni uno.

Es verdad que la teniente fiscal tampoco le ha instado a ello, a pesar de ser la Fiscalía una institución jerárquica que se rige por el principio de obediencia debida.

Este medio ignora porqué una fiscal tan reputada como la número dos de Anticorrupción ha transigido y se ha plegado a lo que ha acabado haciendo (o dejado de hacer) un subalterno como Sainz. No deja de ser sospechoso o, como menos, extraño.

Sea como fuere, lo que ha investigado y acaba de archivar Sainz, no forma parte (y sí debería) de lo que investiga el juez, de la Mata, juez del caso Pujol. Curiosa investigación la de Sainz. Curioso archivo que huele a todo, menos bien.

1 Comentario

  1. Tan sencillo como haber interrogado al director de Andbanc Bahamas (Alfredo Español Guijarro) y a su subdirector (Enric Puigarnau) después responsable de prevención de blanqueo de capitales en Vall Banc (banco sucesor de BPA después de ser intervenido).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here