La Guardia Civil sitúa en el centro de la diana a las empresas de la familia Fuentes

Múltiples informes de la UCO relacionan a las empresas de estos atuneros de Cartagena con la captura y distribución ilegal de decenas de toneladas de atún en el mercado nacional

La Guardia Civil sitúa en el centro de la diana a las empresas de la familia Fuentes
El empresario J.Fuentes relacionado con la trama de captura y distribución de atún ilegal | fotomontaje TQ

Alrededor de la figura del empresario José Fuentes y de las empresas del “Grupo Ricardo Fuentes”, la Guardia Civil hace pivotar buena parte del sumario de la llamada Operación “Tarantelo”. Dicho sumario recoge una compleja investigación sobre una amplia trama internacional de captura y distribución ilegal de atún rojo sin pasar por los controles aduaneros, fiscales y de salud alimenticia preceptivos.

J.Fuentes es uno de los 80 imputados en la causa. Tanto él como las empresas de las que es consejero y/o administrador, aparecen en varias operaciones “sospechosas”, relatadas por la UCO en sus múltiples informes recogidos en el sumario, al que ha tenido acceso eltaquigrafo.com.

Mucho dinero “B”

En uno de los muchos atestados, en los que se hace explícita referencia a las supuestas actividades delictivas de José Fuentes, la Guardia Civil expone: “Antonio Alcaraz (empresario) adquiere atunes rojos, cuyo origen es la captura furtiva, que le son proporcionados por José Fuentes, con la intermediación de otros individuos.

Dicha entrega culmina con el pago de la mercancía mediante un traslado de dinero B a las instalaciones de una de las empresas del reseñado José Fuentes”.

La Guardia Civil señala que los principales implicados en la trama disponen de una contabilidad B y que abonaban los pagos, algunos de ellos filmados por la propia benemérita, en “sobres” que se entregaban en mano, en unas maniobras que los investigadores han logrado acreditar gracias a “diversas vigilancias encubiertas”.

La Guardia Civil resalta las extraordinarias precauciones que los imputados adoptan en las conversaciones telefónicas.

Con las manos en la masa, según la GC

En otro de los atestados a los que hemos tenido acceso, la Guardia Civil afirma que “los responsables en el comercio del atún rojo, pescado irregularmente; en la emisión y uso de documentos eBCD/ICCAT falsos y que no se corresponden con la realidad; en la ejecución de pagos y cobros no fiscalizados por las instituciones tributarias y el empleo del dinero negro o en “B” para continuar con las acciones delictivas, en el caso que nos ocupa, son los empresarios Juan José Lara, José Fuentes y un individuo llamado “Paco” –empleado y hombre de confianza de Fuentes–.

La empresa que da soporte para la grabación y emisión de documentos eBCD/ICCAT falsos resulta ser VIVER-ATUN Cartagena SA de la que es administrador, Fuentes”.

Ilegal, más barato

Según tengan o no documentación los atunes en liza, el precio varía. Así, según la Guardia Civil, “el atún rojo amparado por documentación tiene un coste de 10,5 euros el kilo.

Los ejemplares que carecen de ninguna documentación o disponen de documentación falsa, tiene un coste de 8,5 euros el kilo.

La operación a la que hace concreta mención este atestado se refiere a la compra y venta –entre Lara y Fuentes—de 2.300 kilos de atún “indocumentado” y de irregular procedencia.

Una partida que en 2016 llegó a Merca-Málaga a horas intempestivas “para pasar invertida ante eventuales controles de las fuerzas y cuerpos de seguridad” y se distribuyó de allí, al comercio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here