La Guardia Civil salva la vida a tres delincuentes durante una persecución en alta mar

Los tres ocupantes cayeron violentamente al agua durante la persecución y, ante el peligro de que las hélices de la lancha neumática, totalmente fuera de control, los golpearan mortalmente, la Guardia Civil tuvo que disparar al motor para detener la embarcación

La Guardia Civil le salva la vida a tres narcos durante una persecución en alta mar
Agentes de la Guardia Civil rescatando a los presuntos delincuentes | Frontex

Lo que empezó como una persecución de película de la Guardia Civil a un grupo de delincuentes a bordo de una lancha neumática en alta mar, acabó con los agentes socorriendo a los criminales para salvarles la vida. 

Los hechos sucedieron el sábado por la mañana después de que, a través de las cámaras de vigilancia, la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz detectara la presencia de una lancha sospechosa navegando a escasas millas del Cabo Trafalgar, en Barbate. Se trataba de “una goma”, un tipo de embarcación neumática muy popular entre los narcotraficantes de la zona para el transporte de fardos de droga. Sobre las 11 de la mañana, poco más de dos horas después de este primer avistamiento, una patrulla del instituto armado interceptó el objetivo y se inició la persecución. A la espectacular operación por mar, se unieron también efectivos aéreos. 

Sin embargo, en un momento dado de la peligrosa huida, los delincuentes efectuaron una arriesgada maniobra para dar esquinazo a la Guardia Civil pero, en su lugar, fueron ellos los que salieron despedidos de la motora. Los tres tripulantes cayeron violentamente al agua mientras que la embarcación, de una potencia de 300 caballos, continuó en funcionamiento dibujando círculos en el agua a gran velocidad. Fue entonces cuando los agentes, temiendo por la vida de los tripulantes, que se encontraban heridos en el agua, y ante el riesgo de que las hélices de la lancha, totalmente fuera de control, los golpearan mortalmente, decidieron disparar con sus armas al motor.

Una vez detenida la embarcación, los agentes de la Guardia Civil procedieron al rescate de los ocupantes, tres hombres de nacionalidad española, que fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de contrabando, desobediencia y resistencia a la autoridad. Los tres necesitaron asistencia médica en el puerto de Barbate por las contusiones sufridas al caer al agua. Por otro lado, tras la inspección de «la goma”, pese a tratarse de una embarcación utilizada para el narcotráfico, no se ha realizado ningún alijo de droga. 

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here