La Guardia Civil abate a un joven que sufría un brote de esquizofrenia

El hombre, que agredió a un agente con un cuchillo de grandes dimensiones en el pecho, fue abatido de un disparo. La Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido mientras que las diligencias han pasado al juzgado de Alcañiz (Teruel)

La Guardia Civil abate a un joven que sufría un brote de esquizofrenia
El fatídico episodio se produjo tras una negociación de más de dos horas con el joven, que sufría un brote de esquizofrenia | EFE

Un joven de 30 años ha perdido la vida a causa de un disparo efectuado por un agente de la Guardia Civil en la localidad turolense de Andorra. Aunque el suceso se produjo el lunes, los hechos no han trascendido hasta el día de hoy. Los agentes recibieron una llamada de auxilio en la que se informaba de que un joven, con problemas de salud mental, había amenazado de muerte a su familia, primero con un destornillador y después con un cuchillo de grandes dimensiones.

Sufría esquizofrenia

Hasta el lugar se trasladaron dos patrullas de la Guardia Civil del cuartel de Andorra (Teruel) y los sanitarios del centro de salud de la localidad. Cuando se personaron en el domicilio constataron que el joven se encontraba en una situación de evidente agitación y que mostraba un comportamiento muy violento. Durante más de dos horas, todos ellos trataron de calmar al hombre, que estaba sufriendo un brote de esquizofrenia, sin éxito. Repentinamente, el joven atacó a uno de los guardias con un cuchillo, asestándole varios cortes en la chaqueta, a la altura del pecho. Fue en ese momento cuando el agente, que no resultó herido porque llevaba puesto un chaleco antibalas, disparó su arma reglamentaria y abatió al chico. Aunque los servicios de emergencias trataron de reanimarlo no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

El hermano de la víctima mortal también tuvo que ser atendido por los servicios de emergencia al recibir un impacto de bala en la rodilla. Sin embargo, la herida fue superficial.

Investigación abierta

Hasta el lugar se trasladó una comisión judicial para el levantamiento del cadáver. Además se recabaron pruebas necesarias para la investigación que ya ha abierto el juzgado de Alcañiz (Teruel). Por su parte, la Guardia Civil también ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido durante la intervención de los agentes y esta mañana se ha realizado una inspección ocular en la vivienda en la que sucedió el fatídico episodio. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here