La escuela Montigalà se querella con la empresa gestora del comedor

En la querella, defendida por Marisa Díaz Figueroa, se detalla cómo la empresa Endermar se ha apropiado, presuntamente, de casi 3.000 euros, abonados por 27 familias de la escuela Montigalà de Badalona, por unos servicios de comedor y acogida matinal que jamás llegaron a ofrecer.

La escuela Montigalà se querella con la empresa gestora del comedor
La empresa Endermar tiene su sede central en Ripollet (Barcelona) | GOOGLE

Un grupo de padres, vecinos de Badalona, ha presentado una querella criminal contra el administrador de la mercantil Endermar,dedicada a la explotación del negocio de la hostelería y al servicio de catering para comedores escolares, entre otros, como presunto autor de varios delitos de apropiación indebida. Las familias, un total de 27, cuyos hijos o menores a cargo son alumnos de la Escuela Montigalà, denuncian que la empresa, ante la situación de estado de alarma decretada el pasado 14 de marzo y el cierre provisional del colegio, se apropió del abono mensual del comedor y del servicio matinal de acogida. Las familias habían abonado por adelantado todo el mes pero, por la situación de crisis, no utilizaron la totalidad del servicio.

La parte denunciante, «consciente de la confusión sobrevenida con la declaración del estado de alarma, sobre todo en lo que se refiere a la primera quincena desde su declaración» esperó a recibir noticias de la empresa y de su gestor, para recuperar el importe no utilizado. Sin embargo, «la presente querella se interpone cuando habiendo transcurrido con creces el plazo de regularización, la empresa Endermar, SL continúa sin proceder a la devolución de las cantidades, pese a que se le ha solicitado tanto personalmente como a través del centro escolar su devolución, informándole de forma expresa que en caso de no hacerlo se procedería a la interposición de la presente querella», se informa en la demanda, a la que ha tenido acceso eltaquigrafo.com.

Casi 3.000 euros

En la querella, defendida por la letrada, Marisa Díaz Figueroa, se detalla, caso por caso, el importe abonado por las distintas familias a principios de marzo, los días de servicio aprovechado y, por lo tanto, el dinero a deber de los días no consumidos. En total, la suma de la cantidad no devuelta y, por tanto, apropiada, asciende a 2.933,43€.

«El cobro del servicio de comedor fijo se realiza de forma anticipada, girando un recibo por el importe calculado en función de los días que ese mes tiene y se entienden como hábiles para el normal desarrollo del servicio de comedor. El coste del comedor para alumnos fijos es de 6€, y de 6,70€ para alumnos esporádicos. El coste mensual de la acogida son 30€ mensuales, y 2€ por día esporádico. Así, al mes siguiente, para el caso de errores en facturación, festivos, o ausencias justificadas, la mercantil regula ese cobro, devolviendo la parte proporcional que no se hubiera consumido», se especifica en el documento presentado ante el Juzgado de Instrucción de Badalona que por turno corresponda.

Dos meses de silencio

Tras varios correos electrónicos solicitando el reembolso parcial del importe abonado en el mes de marzo, incluso con mediación del centro escolar, finalmente la empresa respondió a las familias el pasado, 11 de mayo, prácticamente dos meses más tarde de que se decretara el estado de alarma vigente. En el comunicado, la empresa relataba que las cuotas se regularizarían una vez se iniciara el próximo curso escolar 2020-2021, «manifestando que no procedía a la devolución de los importes no consumidos, apropiándose de dichas cantidades hasta el nuevo curso».

«Obviamente, esta afirmación no fue admitida por las familias por varias razones, entre las que se encontraban no sólo que las familias no pueden saber si sus hijos van a utilizar el servicio de comedor durante el curso siguiente, sino que dada la actual situación, no se sabe cuándo comenzará el curso, y además tampoco existe seguridad alguna que el colegio continúe contando con los servicios de esa empresa, y por último y más importante, que desconocemos si la empresa continuará en activo, teniendo en cuenta además que consta a esta parte que la misma ha presentado un ERTE», se explica en la querella.

Las familias insistieron antes de querellarse

 A pesar de la voluntad de la empresa de no devolver el importe no consumido, las familias remitieron otro correo electrónico dejando constancia de que, si no procedían al reembolso, presentarían una denuncia por concurrir en un delito de apropiación indebida.

En fecha 12 de mayo de 2020, Endermar contestaba al requerimiento dejando constancia expresa que procederían a la devolución de las cantidades, sin embargo, como no obtuvieron ninguna otra respuesta, ni mucho menos el importe, tras un último aviso, las familias interpusieron la querella el pasado, 4 de junio.

«Es evidente la actitud obstruccionista y dilatoria de la empresa y su administrador, que pese haber sido requeridos fehacientemente, e incluso haber confirmado que procederán a los pagos después del anuncio de interposición de la presente querella, persisten en apropiarse de las cantidades que le fueron cobradas a las familias y que no han podido consumirse, perjudicando gravemente a las familias, que atendieron un servicio por adelantado que jamás se llegó a prestar», concluye la querella redactada por Díaz Figueroa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here