La defensa de Rosa Peral no ve ni encubrimiento

Las letradas de Rosa Peral piden, en su escrito de defensa, la libre absolución de la agente porque no mató a Pedro Rodríguez y porque, si tardó en denunciar a Albert López, fue a causa de “un miedo insuperable”

Rosa Peral y Pedro Rodríguez, La defensa de Rosa Peral no ve ni encubrimiento
Rosa Peral y su expareja, Pedro Rodríguez, la víctima

Rosa Peral estuvo allí, pero no lo hizo y si lo encubrió, fue a causa de un miedo insuperable. Este es el resumen del escrito de defensa que las abogadas de la agente imputada han presentado ante el juzgado que Vilanova que investiga el llamado “Crimen de la Guardia Urbana”, por el que los agentes Rosa Peral y Albert López se encuentran encarcelados desde hace dos años.

El día 3 de mayo de 2017, el novio de Peral, Pedro Rodríguez, apareció muerto, calcinado en el interior del maletero de su coche muy cerca del barcelonés pantano Foix.

El escrito de defensa pide, pues, la absolución de Rosa Peral contra el escrito de acusación del fiscal que solicita 26 años de cárcel para ella y 25 para Albert López.

López pudo matarlo por celos

Peral apunta directamente a López como autor de la muerte de Rodríguez. El móvil: unos celos insoportables y obsesivos por parte de una persona extremadamente violenta y agresiva. La defensa de Rosa Peral ha presentado como pruebas en descargo de la joven agente los correos electrónicos y wasaps que López le envió antes y durante los días en que se produjeron los hechos.

En algunos de ellos, como ya adelantó eltaquigrafo.com, López le decía a su exnovia que “nunca jamás te perdonaré ni a ti, ni a él. Esto no quedará así, te lo juro”. López tenía grabado en su móvil el teléfono de Rodríguez bajo el nombre de “Pedro el hijo de puta”.

Las abogadas de Peral resaltan la idílica relación que mantenían Pedro y ella. Buscaban descendencia y estaban a punto de casarse. Decenas de fotografías y documentos lo acreditan.

Ella actuó bajo amenaza

Respecto a los hechos que ocurrieron en casa de Rosa Peral, en Cubelles, la noche del día 1 de mayo de 2017, las abogadas resaltan que “Albert irrumpió en la casa de Rosa y maniobro para que la policía y la justicia incriminaran a Rubén, exmarido de Peral, por la muerte de Rodríguez y que cuando llevaron su cadáver al pantano de Foix, ella no sabía que el cuerpo sin vida de su novio estaba en el maletero”.

Todo lo que hizo, dicen las abogadas, “fue movido por las amenazas de Albert de matar a sus hijas y por ello, la sometió a callarse bajo duras amenazas, durante los 15 días posteriores al fallecimiento de Pedro”.

Finalmente Rosa denunció y ambos fueron encarcelados. Las letradas piden ahora la libre absolución de Rosa porque consideran que el posible encubrimiento, único delito que podría incardinarse en la conducta de la agente, fue motivado por un miedo insuperables”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here