La cúpula de Bombers de Catalunya imputada por corrupción

El juzgado de instrucción 14 de Barcelona ha imputado a siete cargos de Bombers y al responsable en Catalunya de la empresa contratista que declararán a partir del próximo viernes.

La cúpula de Bombers de Catalunya imputada por corrupción
Se les imputa a los altos cargos de Bombers un posible delito de corrupción por la existencia de facturas duplicadas y posible cobro de comisiones

La posible trama de corrupción se destapó tras una reunión en la Conselleria de Interior para analizar cuál era la razón de la desviación presupuestaria exagerada que año tras año se había detectado en la partida disponible para el mantenimiento de los vehículos de Bombers. En dicho encuentro, al que asistió una letrada de la consellería, el director de servicio Manuel Pardo, defendió su gestión y además, según adelanta La Vanguardia, aseguró que el contrato estaba “históricamente mal dimensionado”. Pero cometió un desliz: en sus notas escribió “+2%”, para sorpresa de todos los asistentes y especialmente de la letrada de Interior.

Explicaciones sobre la duplicación de facturas

Los primeros en declarar en este proceso a partir del próximo viernes serán el propio Pardo, y Joan Delort, actual jefe del servicio. La investigación ha sido llevada a cabo por la unidad central anticorrupción de los Mossos d’Esquadra, tutelada por la magistrada Miriam de Rosa y la fiscal anticorrupción Marta Marquina, por un presunto delito de corrupción.

Los imputados deberán explicar la existencia reiterada de facturas duplicadas, y hasta triplicadas, correspondientes a supuestas reparaciones en los vehículos de extinción de la flota, pero que nunca existieron, así como ese “2%” al que se refería el anterior director, Manuel Pardo.

publicidad

Posible cobro de comisiones

Tal y como publica La Vanguardia, Pardo utilizó en el encuentro con la letrada de Interior un documento impreso en el que con un bolígrafo anotó “+2%”, mientras decía en voz alta: “Estas son las facturas más el 2 por ciento”.

La funcionaria pidió explicaciones a Pardo, que respondió: “No nos podemos quejar porque antes la cifra a pagar era mayor”. La letrada le advirtió de que trasladaría todo a su superior, el jefe de la asesoría jurídica de Interior, Francesc Claverol. La letrada también aprovechó un descuido de Pardo para hacerse con el documento. Claverol elevó el suceso al entonces conseller de Interior, Miquel Sàmper, que encargó una información reservada a la secretaria general, Elisabet Abad.

No es la primera imputación para la empresa

Iturri, la empresa concesionaria del servicio, ya se ha visto envuelta en otros procesos judicial en Sevilla en 2013 cuando un concejal del ayuntamiento de Sevilla fue inhabilitado por prevaricación en un contrato con los bomberos. La empresa cobró casi 650.000 euros mediante reconocimientos de crédito, sin que se convocase un concurso. Una segunda investigación, pendiente de juicio, salpicó a la empresa en Baleares. Y una tercera causa abierta en Madrid, tutelada por la Fiscalía Anticorrupción y asuntos internos de la Guardia Civil.

Sin embargo, responsables de la empresa han declarado estar muy tranquilos ante este nuevo proceso judicial y han aprovechado para acusar a la consellera de Interior de haberles obligado a trabajar sin contrato vigente en diversas ocasiones.

Ahora la magistrada Júlia Tortosa se ha hecho cargo esta semana del juzgado 14 y deberá tomar declaración a los imputados y proseguir la investigación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here