La Benemérita investiga a un segundo individuo por la desaparición de Esther López

Se trata de uno de los dos hombres con los que estuvo con Esther la noche de su desaparición y al que la Guardia Civil ya ha interrogado hasta en cinco ocasiones. Aunque, por ahora, no está detenido

La Benemérita investiga a un segundo individuo por la desaparición de Esther López
Esther López de la Rosa desapareció el pasado 12 de enero en Transpinedo (Valladolid) / Archivo

La investigación de la desaparición forzosa de Esther López de la Rosa, la mujer de 35 años de Traspinedo (Valladolid) en paradero desconocido desde el pasado 12 de enero, ha añadido otro nombre a la lista de sospechosos. Se trata de uno de los dos hombres con los que estuvo con Esther la noche de su desaparición y al que la Guardia Civil ya ha interrogado hasta en cinco ocasiones. La última, en calidad de investigado, pero no aún detenido.

El segundo sospechoso es uno de los amigos

Este segundo investigado, que, por ahora, no está detenido –a diferencia de Ramón G., El Manitas-, es una de las dos personas que estuvo con la desaparecida la noche del 12 de enero, según apuntan fuentes próximas a la investigación. Esa noche, la mujer de 35 años, quedó con unos amigos en un bar para ver el Madrid – Barça de la Supercopa de España y luego tomar unas copas. Sin embargo, sus amigos quisieron terminar antes la fiesta y uno de ellos, asegura, dejó a la mujer en las inmediaciones del restaurante La Maña.

Cerca de esa ubicación está la vivienda de Ramón G. Este individuo de 48 años vive cerca del último lugar donde Esther fue vista antes de desaparecer. Las contradicciones en las versiones de los dos hombres que pasaron la noche con la mujer condujeron a su arresto. Sin embargo, por ahora, son pocos (o ninguno) los indicios hallados en la casa y que relacionarían a “el Manitas” con la desaparición de Esther López.

publicidad

Sin rastro de Esther en casa de ‘el Manitas’

La Benemérita realizó un minucioso registro del inmueble del primer sospechoso, sin encontrar ninguna sospecha de que en el interior se produjese un hecho violento. Tras finalizar con esta diligencia, la última esperanza de los investigadores era la inspección de su coche, aprovechando las 72 horas de margen que la magistrada les había concedido, prolongando la detención del sospechoso antes de pasar a disposición judicial.

De este modo, pesquisas en la jornada de este jueves, además del habitual vuelo con drones por la zona del río Duero, han estado centradas en la pormenorizada inspección del turismo de ‘El Manitas’, realizada en instalaciones de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid. Con todo, y hasta el momento, el detenido no ha prestado declaración alguna ni ante la Guardia Civil, ni en sede judicial y sí ha reiterado su absoluta inocencia en los dos encuentros mantenidos con su defensora.

A la espera de pasar a disposición judicial

Este viernes expiran las 72 horas de margen que había concedido la juez y, previsiblemente, pasará a disposición judicial a lo largo del día. Tras su comparecencia en sede judicial se decidirá sobre su puesta en libertad provisional o su ingreso, también con carácter provisional, en el Centro Penitenciario de Valladolid.

Paralelamente, la búsqueda sigue en las inmediaciones del río Duero, mientras se espera conocer más detalles de ambos sospechosos a lo largo del día de hoy. Además, según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla y León, la Guardia Civil va a organizar otra ‘macrobatida’ en la mañana de este sábado, 29 de enero, con la asistencia de voluntarios. Se ampliará la zona de búsqueda, se avisará al 112 y se va a pedir la colaboración del Ayuntamiento y de la Cruz Roja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here