La Audiencia Nacional investiga la presencia de espías rusos en Catalunya

El juez García-Castellón investiga los movimientos de una unidad del servicio de inteligencia ruso presente en Catalunya durante las protestas del ‹procés›. Este grupo de élite está especializado en operaciones de desestabilización en Europa.

La Audiencia Nacional investiga la presencia de espías rusos en Catalunya
Vladímir Putin

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, ha abierto una investigación, que mantiene bajo secreto de sumario, sobre las supuestas actividades en Catalunya de un grupo ligado a los servicios de inteligencia rusos durante los días de mayores altercados tras conocerse la sentencia del ‹procés›. Esta nueva línea de investigación se enmarca en la macrocausa que el magistrado de la Audiencia Nacional abrió, en relación con la violencia que se ha vivido en las calles catalanas durante las últimas semanas. 

Como ha publicado El País, las pesquisas han sido encargadas a la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, especializada en la lucha antiterrorista. La investigación se centra en un grupo militar de élite denominado Unidad 29155, a la que los servicios de inteligencia de varios países vinculan con supuestas maniobras de desestabilización en Europa. En este sentido, las fuentes jurídicas consultadas desvinculan al independentismo de la propia actividad de dicha unidad de militar de élite. Explican que, de las pesquisas, se desprende que su contribución al ‹procés› se ha debido más a que Catalunya era la mejor baza que encontraron para desestabilizar España, que a ser reclamados por los independentistas y sus líderes. 

Desestabilizadores de Europa

Durante la Guerra Fría, esta unidad conocida también como GRU —por su acrónimo en ruso— junto con el KGB, las dos principales agencias de inteligencia y seguridad de la Unión Soviética, estuvieron muy activas en Occidente, incluidos los Estados Unidos. En la década de 1950, ese departamento inventó informes asegurando que EE.UU. estaba usando armas biológicas en Corea. En 1960, lanzó falsos rumores, vinculando a las agencias de inteligencia americanas con el asesinato de Kennedy. En los 70, pagó artículos en la India a favor de Indira Gandhi.

De hecho, el GRU siempre ha estado rodeado de una espesa niebla. Más recientemente —el pasado octubre—, alcanzó repercusión internacional, cuando The New York Times publicó un amplio reportaje sobre la supuesta implicación de sus agentes en algunas acciones de repercusión mundial. Entre ellas, el envenenamiento, en marzo de 2018, del exespía ruso, Serguéi Skripal, y su hija Yulia, en el Reino Unido. Meses después de aquel atentado, el Gobierno británico acusó formalmente a dos supuestos integrantes del Departamento Central de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, identificados como Alexander Petrov y Ruslán Boshirov (nombres falsos), de estar detrás del atentado que costó la vida a una vecina de Skripal y provocó que éste y su hija cayeran gravemente enfermos al entrar en contacto con gas tóxico.

Otras conexiones con Rusia 

Al parecer, existirían otras conexiones entre el independentismo y Rusia. Entre las relaciones investigadas por la Policía Nacional, también se incluyen las relativas a la participación de ‹hackers› rusos para colaborar con Tsunami Democràtic, sobre todo a la hora de convocar protestas. 

Por otro lado, Víctor Terradellas, presidente de la fundación CATMón, exresponsable de relaciones internacional de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y persona muy cercana al expresidente catalán, Carles Puigdemont, al parecer ofreció, durante las conversaciones que mantuvo en Moscú, en 2017, con un influyente exdiputado oficialista y polítólogo bien conectado con el Kremlin, el reconocimiento de la anexión rusa de Crimea por parte del Govern de la Generalitat, a cambio del apoyo del Kremlin a la declaración unilateral de independencia (DUI) catalana.

Aunque, concretamente, esta trama rusa de apoyo a la independencia la investiga el juez de Barcelona, Joaquin Aguirre, dentro de las pesquisas abiertas por presunta malversación de fondos y otros delitos en la Diputación de Barcelona y la Secretaria d’Esports de la Generalitat.

Macrosumario contra el independentismo

García-Castellón es el magistrado que instruye en la actualidad un macrosumario contra el independentismo violento, con varias piezas separadas. En una de ellas, están imputados nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) detenidos en la Operación Judas, que presuntamente habían creado un grupo violento denominado Equipos de Respuesta Táctica, a los que se intervino abundante material para elaborar explosivos. 

También en esta causa, se investiga por terrorismo al llamado Tsunami Democràtic, uno de los movimientos más activos en la convocatoria de protestas en Cataluña tras hacerse pública la sentencia del ‹procés›, el pasado 14 de octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here