La Audiencia Nacional investiga como atentado yihadista el atropello mortal de Murcia

El magistrado Alejandro Abascal ha ordenado que se investigue el atropello mortal, en el que fallecieron dos personas, como un posible atentado yihadista. Se basa en el hallazgo de una nota manuscrita del presunto autor y en el relato de un testigo de los hechos.

La Audiencia Nacional investiga como atentado yihadista el atropello mortal de Murcia
Uno de los clientes del bar murió a consecuencia de las heridas causadas durante el atropello | EFE

La Audiencia Nacional está investigando el atropello mortal del pasado viernes en Torre Pacheco (Murcia) como un posible atentado terrorista. 

El viernes, poco después de las 14:15, mientras varios clientes comían en la terraza de un restaurante ubicado en la avenida de Murcia, en la pedanía de Roldán, un coche a toda velocidad embistió varias mesas. El vehículo impactó a más de 100 km/h entre el Gateway to India, especializado en cocina india, y el Honey’s Bar, de comida americana. En el atropello resultaron heridas seis personas y un cliente del segundo local perdió la vida, además del conductor del coche siniestrado, que murió en el acto.

El hecho de que el conductor, un varón marroquí de 30 años, presentara una herida de arma blanca en el tórax, hizo pensar en un primer momento a los investigadores que podría tratarse de un ajuste de cuentas y que, herido de muerte, el joven habría embestido la terraza al perder el control del coche. Otra de las hipótesis era que el autor del atropello podría estar siendo perseguido por un segundo vehículo. No obstante, las piezas de este puzle no acababan de encajar. La autopsia confirmó que el conductor estaba vivo cuando apretó el acelerador, que pudo haberse autoinfligido la herida en el pecho y que murió por el impacto del accidente al empotrarse contra un muro. Ahora, la declaración de un testigo y un hallazgo clave, han dado un giro de 180º a la investigación. 

Una carta y el tawhid

El magistrado de la Audiencia Nacional, Alejandro Abascal, ha abierto diligencias por un posible atentado yihadista. La declaración de un testigo, que asegura que el joven hizo la señal del tawhid, símbolo de la unicidad de Dios, antes de arrasar la terraza, y el hallazgo de una nota manuscrita de despedida con consignas islamistas radicales, en la que el presunto autor confirma que se trata de un atentado, hacen pensar que este atropello mortal es obra de un terrorista individual. 

publicidad

Ahora, varios investigadores especializados en yihadismo tratan de elaborar un perfil de este joven, residente en la misma localidad en la que cometió el atropello. Asimismo, analizarán minuciosamente los equipos electrónicos recuperados en el domicilio del autor del presunto ataque, que no tiene antecedentes por terrorismo yihadista, para determinar si pudo sufrir un proceso de autorradicalización. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here