Juicio 17-A: la simbología del atentado de Cambrils

En la tercera semana de juicio por los atentados del 17-A, los Mossos d'Esquadra han hecho referencia en sus declaraciones a varios símbolos presentes en el ataque terrorista de Cambrils

Juicio 17-A: la simbología del atentado de Cambrils
Imagen tomada por los Mossos d'Esquadra de uno de los pañuelos rojos encontrados en el paseo marítimo de Cambrils la madrugada del 18 de agosto de 2017

La tercera semana de juicio por los atentados del 17 y 18 de agosto de 2017 en Cataluña ha arrancado con la declaración de los agentes que se encontraban en el paseo marítimo de Cambrils en el momento en el que el Audi A3 los arrolló. Del vehículo, que quedó volcado sobre el asfalto, salieron cinco miembros de la célula de Ripoll que, tras atacar a varios peatones en el paseo marítimo, fueron abatidos por los Mossos d’Esquadra.

Los pañuelos rojos

Uno de los agentes presentes en el levantamiento de los cadáveres de los terroristas ha declarado en sede judicial que varios de los integrantes de la célula llevaban pañuelos rojos anudados en el cuello. Las pesquisas llevadas a cabo por los investigadores han concluido que los jóvenes se los colocaron durante un acto ceremonial en un restaurante abandonado de la localidad de Riudecanyes antes de partir hacia Cambrils. En este acto, que se podría interpretar como una despedida, los jóvenes quemaron sus pasaportes y otros documentos en señal de renuncia a una identidad o nacionalidad propia. La quema de pasaportes es algo habitual entre los simpatizantes del autoproclamado Estado Islámico como símbolo de pertenencia a un Califato de pretensión mundial donde no existen fronteras ni nacionalidades.

Los pañuelos rojos no son un hecho característico exclusivamente del atentado de Cambrils. Algunos de los pasajeros de uno de los vuelos secuestrado durante el 11-S  se lo trasladaron a sus familiares antes de que el avión se estrellase en Pennsylvania. Unos testigos de los atentados de París de noviembre de 2015 también describen a los atacantes con estas prendas tan llamativas. Los pañuelos rojos anudados en la cabeza o en el cuello hacen referencia a un guerrero venerado por el Islam. Abu Dujana o el “guerrero del pañuelo rojo”, coetáneo de Mahoma, se cubría con esta prenda antes de la batalla. La protección que Abu Dujana brindó al profeta y el valor que se le atribuye, lo han convertido en un símbolo del proselitismo yihadista. 

Los otros símbolos del atentado

Además, el mismo agente ha mencionado que los jóvenes se habían arremangado las perneras de los pantalones y se las habían sujetado con cinta adhesiva. Aunque sirve como base doctrinal, no debemos establecer una relación directa entre el salafismo, una de las ramas más rigurosas del Islam aunque no violenta, y el salafismo yihadista, que sí lo es. El salafismo, que busca el retorno a los orígenes del Islam y reivindica el estilo de vida del profeta y de los primeros musulmanes, establece unas pautas físicas, entre ellas, los pantalones por encima de los tobillos. Quizás por este motivo, y como símbolo de devoción, los jóvenes decidieron adecuar su indumentaria a este modelo islámico, que se proclama como el mejor para la humanidad en virtud de su origen divino, antes de morir. 

Durante la declaración de los agentes presentes en el momento en el que los jóvenes fueron abatidos, uno de ellos ha recordado que Omar Hychami tenía el dedo índice apuntando al cielo. Este signo que simboliza la unicidad de Dios, el Tawhid, es uno de los fundamentos del Islam. Sin embargo, está fuertemente ligado a la corriente salafista, que aunque no es en sí misma violenta, nutre al salafismo yihadista de principios ideológicos. En los últimos años, la organización terrorista autodenominada Estado Islámico ha intentado apropiarse de este símbolo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here