Jornada de reflexión sin incidentes en Catalunya

Tsunami Democràtic, los cortes de carreteras y los CDR han sido los protagonistas de una jornada de reflexión inusual en Catalunya.

Jornada de reflexión sin incidentes en Catalunya
Momentos de tensión en la manifestación de Tsunami Democràtic | EFE

La jornada de reflexión amaneció marcada por la escisión de la acampada de estudiantes y la decisión de Tsunami Democràtic de trasladar sus actos reivindicativos de Plaza Catalunya a Plaza Universitat, donde se compartió espacio con los estudiantes que siguen movilizados. Bajo el lema “Hagámosles reflexionar”, los más de 400 actos organizados por Tsunami Democràtic por toda Catalunya transcurrieron sin incidentes y de forma totalmente pacífica.

A pesar de las dudas y el temor que el Ministerio del Interior tenía sobre la posibilidad de que se ocuparan los colegios electorales, la jornada de ayer transcurrió tal y como la plataforma independentista había anunciado, ocupando las plazas de distintos municipios – en total 300 – desde primera hora de la tarde, hasta bien entrada la noche. La convocatoria de este sábado ha servido como test – pues ha funcionado correctamente– para las protestas programadas para los próximos días, del 11 al 13 de noviembre.

Tsunami moviliza a 7.000 personas en BCN

En la capital catalana se celebraron conciertos al lado de la Plaza Universitat, donde actuaron grupos como Amics de les Arts, Els Catarres, Gertrudis, Doctor Prats o Ebri Knight. A primera hora de la mañana, un equipo de voluntarios montó el escenario en la plaza que comparte ubicación con los estudiantes que siguen movilizados y la jornada transcurrió sin incidentes.

Cerca de 7.000 asistentes, de perfiles y edades diferentes, llenaron de forma festiva el tramo de la Gran Via que va desde la calle Balmes hasta la plaza Universitat. Cuando empezó la marcha organizada por los CDR, a las 19.00 horas desde la calle Pelai, los actos de Tsumani siguieron adelante hasta que pasadas las 22:00 horas de desconvocaron, como ya estaba previsto, sin ningún incidente.

publicidad

Ataques a la aplicación de Tsunami

Mientras la jornada de reflexión marchaba como habían planeado sus anónimos organizadores, la plataforma informó a través de un tuit que su aplicación ya estaba en pleno rendimiento y funcionaba correctamente en esta jornada – que sirvió de prueba para las próximas jornadas previstas para el 11, 12 y 13 de noviembre -.

Sin embargo, Tsunami desveló a la vez que su aplicación ya había recibido más de mil “ciberataques del Estado” sin que se consiguiera tumbar la aplicación.

Con todo, la Guardia Civil procuró el cierre de algunas páginas de la plataforma en las que se podía descargar la aplicación a instancias de la Audiencia Nacional, que intenta averiguar quién está detrás del movimiento y ha abierto una investigación por delitos de terrorismo.

Aun con todo, la plataforma ha calificado de «éxito» su llamamiento y ha asegurado que se han celebrado actividades «en más de 400 municipios». Para Tsunami, el objetivo de la convocatoria era «hacer reflexionar» al Estado ya que «mientras no haya diálogo continuará la inestabilidad». Además, se señala que el éxito de las primeras pruebas de la app muestra que «el instrumento de movilización está a punto».

Convocatoria de los CDR en Barcelona

A la vez que Tsunami reunió cerca de 7.000 personas en plaza Universitat, los CDR reunieron a otros tantos cientos de manifestantes en una marcha que empezó a las 19:30 horas en la calle Pelai y se paró en Plaza Catalunya por el blindaje policial que encontraron casi en todas direcciones.

En este sentido, los Mossos d’Esquadra colocaron una barrera de furgones ante el Corte Inglés en Ronda de Sant Pere para impedir el paso hacia Urquinaona y Via Laietana, donde la Jefatura Superior de la Policía Nacional también se encontraba blindada por agentes del CNP. Asimismo, los Mossos también cortaron el paso por el Portal de l’Àngel a la manifestación de los CDR. La estrategia policial fue clara: que la marcha no pudiese llegar ni a Urquinaona ni mucho menos a la jefatura de la Policía Nacional.

Es por ello, que bajo una calma tensa que los CDR ya advirtieron en su perfil de Twitter, la marcha subió por paseo de Gràcia con los Mossos siguiéndolos por el flanco derecho para evitar que girasen en dicha dirección. Otras calles de la zona fueron blindadas por los agentes con el objetivo de reducir los posibles márgenes de actuación de los manifestantes.

Y llegaron momentos de tensión

La presencia de los Mossos provocó momentos de tensión que derivaron al lanzamiento de objetos contra el cordón policial que les paraba el paso. Sucedió cuando los agentes barraron el acceso a la calle Roger de Llúria a los cerca de 700 manifestantes que habían iniciado la marcha.

Así pues, lo que parecía el juego del “gato y el ratón” entre agentes y manifestantes terminó con una barricada, sin incendiar, entre las calles Ali Bei y Bailén.

Seguidamente, los CDR hicieron un llamamiento a través de sus plataformas para reunir más gente entre Ali Bei y Urquinaona. Por otro lado, en cuanto empezaron los altercados, varios testigos aseguraron la movilización de hasta 20 furgones de los Mossos y la Policía Nacional.

Poco más tarde, sobre las 21:45 horas de anoche, los manifestantes incendiaron un contenedor el cruce entre Bruc y Gran Via. Los bomberos apagaron el fuego y poco después los Mossos confirmaron la reapertura de las calles que se habían cerrado por la manifestación.

En otras ciudades catalanas…

La plaza del 1 de Octubre y la del Vi de Girona se convirtieron en el epicentro de los actos organizados en la ciudad por Tsunami Democràtic. Ahí se realizaron conciertos, charlas y talleres. En otros municipios ha habido actividades culturales, charlas, talleres de pintura, juegos de mesa, castañada, etc. Actividades lúdico-festivas y ninguna ocupación en centro de votación, en resumen. Este último extremo había sido barajado por las fuerzas policiales, pero no se ha producido en ningún caso.

Ha habido actos en Tarragona, Lleida, Girona, Valls, Reus, El Vendrell (Tarragona), Vic, Ripollet (Barcelona) y Banyoles (Girona), entre otros. Unas 300 personas han ocupado este sábado la avenida Roma de Tarragona. Poco después de las cuatro y media de la tarde, los manifestantes han colocado mesas y carpas en la calzada de esta arteria de entrada a la ciudad, y la han cortado al tráfico.

Cortes a primera hora de la mañana

Por la mañana hubo cortes de carretera en la antigua frontera con Francia en El Pertús, en la N-II, sin apenas incidencias ya que la movilización duró sólo dos horas y se trataba de cortes intermitentes que no bloquearon del todo el paso de vehículos.

También hubo otro en las salidas de la AP-7 desde Girona, con el respaldo del CDR de Salt. Las convocatorias eran de Pícnic per la República, que luego se sumó a una manifestación catalana en Perpiñán, localidad francesa.

Máximo despliege policial para el 10N

Con todo, cabe recordar que los Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil tienen previsto activar este domingo su mayor dispositivo electoral en Catalunya, con presencia fija o dinámica en cada punto de votación, para garantizar la seguridad de los comicios. El cuerpo autonómico tiene activados a todos los efectivos disponibles, a los que sumarán unos 2.500 agentes de la Policía y la Guardia Civil, que estarán preparados para actuar a petición de los Mossos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here