Jorge Ignacio Palma, culpable de las muertes de Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela

El fallo del jurado popular cierra el juicio con un veredicto de culpabilidad y abre la puerta a la prisión permanente revisable. Se le considera autor de las tres muertes y de intentarlo con otras seis.

Jorge Ignacio Palma, culpable de las muertes de Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela
Jorge Ignacio Palma durante la lectura del veredicto / Las Provincias

Después de veintitrés sesiones de juicio y cinco largos días de deliberaciones, el jurado popular del caso Marta Calvo’ ha determinado que Jorge Ignacio Palma es culpable del asesinato de la joven valenciana, cuyo cadáver sigue sin encontrarse. Además, también se le acusan de las muertes de Aliene Ramos y Lady Marcela, así como de otras siete tentativas más y diez delitos de abusos.

Todas, excepto Calvo, eran mujeres especialmente vulnerables que ejercían la prostitución a las que Jorge Ignacio Palma, de origen colombiano, introducía cocaína en los genitales. Luego abusaba de ellas. Las tres víctimas murieron, presuntamente, de sobredosis.  Por unanimidad, el jurado popular, formado por nueve personas, considera que el acusado asesinó a Calvo y al resto de mujeres al atacarlas de manera sorpresiva y sin que tuvieran posibilidad alguna de defensa.

Una puerta abierta a la prisión permanente revisable

Una vez conocido el veredicto, la jueza debe imponer a Jorge Ignacio Palma la pena que tendrá que cumplir por los hechos que queden probados para el jurado popular. El siguiente paso, por tanto, tras esta deliberación es conocer la condena: la fiscal pide penas que suman 120 años de prisión por abuso sexual como medio necesario para un delito de homicidio cometido contra Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela Vargas, abuso sexual e intento de asesinato contra otras siete mujeres y un delito contra la salud pública, mientras que las acusaciones han solicitado prisión permanente revisable por tres asesinatos con alevosía.

publicidad

Sin rastro del cuerpo de Marta Calvo

Los restos de Marta Calvo, según la declaración de Palma, fueron tirados a dos contenedores de Alzira y uno de Silla, lo que propició una búsqueda intensa en el vertedero de Dos Aguas y en el centro de tratamiento de Guadassuar donde se inspeccionaron durante ocho meses 16.800 m3 de basura (13,5 millones de kilos). A día de hoy, el cuerpo de la joven de 25 años sigue sin ser encontrado.

El 6 de julio, tras escuchar la declaración del acusado, Marisol Burón, la madre de Marta Calvo, lamentó a los medios de comunicación a las puertas de la Ciudad de la Justicia que se iba a su casa con el dolor de desconocer el paradero de su hija. «Lo peor de todo es que sigo sin saber dónde está», dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here