Ingenuidades y venganzas

El ingenuo de verdad es Pablo Iglesias cuya máxima experiencia es la bronca universitaria, las disquisiciones en el bar de la facultad (y ahora en el Congreso) y alardear delante de sus gruppies

Ricardo Gómez de Olarte

No voy a pronunciarme sobre los indultos de los políticos condenados por el Tribunal Supremo. Es un claro ejemplo de politización y banalización de la administración de justicia. Los políticos que se quejan de que la justicia se inmiscuye en la política ahora callan como muertos cuando sucede a la inversa.

Me refiero al comisario al sainete Dina – Iglesias – Villarejo. Examinemos los hechos, cuyo resumen he obtenido de NEWTRAL web de la periodista Ana Pastor, nada susceptible de tener animadversión contra Iglesias y su muchachada.

En noviembre de 2015, en el Ikea de Alcorcón (Madrid), se produce el robo del móvil de Dina Bousselham, exasesora de Pablo Iglesias y de varias de sus pertenencias. Ella denuncia el robo, que se archiva por tratarse de autores desconocidos.

En enero de 2016 alguien extrajo la SIM del móvil. Esa tarjeta SIM, que contenía capturas de mensajes privados, llegó a la revista Interviú. La revista decidió no publicar nada y llamó al líder de Podemos para que fuera a recogerla.

En julio de 2016, OK Diario, El Confidencial y El Mundo, publican mensajes de esa tarjeta. Parte de su contenido acaba en el llamado ‘Informe PISA‘ contra Iglesias, cuya querella inadmitió el Supremo.

En enero de 2017 Iglesias le comunica a Bousselham que tiene su tarjeta; se la devuelve pero ésta no puede acceder al contenido porque está deteriorada. El juez sospecha ahora que pudo haber sido dañada por Iglesias.

En noviembre de 2017 el antiguo comisario Villarejo, jubilado en el verano de 2016, es detenido en su chalet de Boadilla del Monte por agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía. En su casa se hallaron copias de la tarjeta SIM de Dina, supuestamente obtenidas tras pedírselo éste a los responsables de “Interviú”.

En marzo de 2019 el inspector al frente de las pesquisas remite oficio al juez del caso informando de dos archivos, DINA 2 y DINA 3, con «multitud de información de la usuaria». Pablo Iglesias se persona como perjudicado en la Audiencia Nacional.

En mayo de 2020 la Fiscalía considera que el caso da un vuelco, por cuanto opinan que Villarejo ya no es el único sospechoso de haber hecho llegar a los medios de comunicación los pantallazos y señala a Iglesias como presunto autor.

En junio de 2020 el juez requiere a la ex asesora que deje de compartir abogado con Iglesias, «ante la presencia de un efectivo conflicto de intereses».

En julio de 2020, una empresa galesa que analizó la tarjeta que Iglesias le devolvió a Bousselham contesta al juez que no se podía acceder a ella sin un trabajo más a fondo, pero que ésta no estaba dañada «físicamente» cuando llegó a sus manos.

En septiembre de 2020, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional resuelve el recurso presentado por Pablo Iglesias contra la retirada de condición de perjudicado en la causa y obliga al magistrado García-Castellón a que el líder de Podemos figure de nuevo como víctima. Ese auto exige al juez mayor concreción.

El 7 de octubre de 2020, el juez instructor, obedeciendo esa exigencia de mayor concreción, toma la afirmación de que las «hipótesis alternativas» deberían, en su caso, ser investigadas por otra instancia y eleva exposición razonada al Supremo en la que acusa a Iglesias de dirigir un montaje para sacar «rédito político». Esta acusación se basa en la declaración de Calvente que el magistrado considera «minuciosa». El magistrado, igualmente con base en esa declaración, pide que se investigue a la ex responsable de estrategia jurídica de Podemos Gloria Elizo; a la persona que ocupa ese cargo actualmente, Raúl Carballedo; y a la abogada Marta Flor. También pide imputar a Bousselham y su exmarido por falso testimonio.

García-Castellón, encargado del ‘caso Dina’, ha solicitado al Tribunal Supremo que investigue a Pablo Iglesias debido a su condición de aforado, pero en pieza separada en la que figura como víctima. Los delitos por los que puede ser investigado son daños informáticos, revelación de secretos y denuncia falsa.

Otro hecho que puede afectar a todo el asunto es la demasiado próxima relación habida entra la entonces fiscal y actual fiscal general Dolores Delgado y el entonces comisario Villarejo. Y las grabaciones que pueda tener éste con aquella y que no se hayan hecho públicas.

A la vista de los hechos se me ocurren varias algunas respuestas y más preguntas:

El que sustrajo el bolso a Dina, evidentemente sabía quién era y el grado de intimidad que tenía la Sra. Bousselham con el macho alfa del rancio populismo ibérico de izquierdas. Es decir, choró la tarjeta para tener controlado al Moñas (entonces Coletas y posterior Marqués de Galapagar, como no es un insulto no hay que naturilzarlo). Es decir, cualquiera puede robar el móvil a Dina Bousselham, (defensora del rey de Marruecos y acosadora mediática del rey del país donde vive y trabaja y asesora de Pablo Iglesias). Pero quien cometiera el hurto, supo elegir esa tarjeta SIM para enviársela al dueño del Grupo Z, editor del diario “El Periódico” y de la revista “Interviú”? No parece que el robo haya sido fortuito.

¿Cómo es posible que los responsables de “Interviú” hayan cedido tan alegremente unas copias de la tarjeta SIM propiedad de Dina Bousselham al ex comisario Villarejo? Si es así, ¿por qué Iglesias y/o Dina Bosselham no defienden su derecho al honor y a la intimidad? ¿No parece más probable que Villarejo tuviera antes esas copias que Interviú?

En su declaración ante el magistrado, Asensio declaró que no la devolvió a su legítima propietaria porque no la conocía. Pero sí se la devolvió a Iglesias porque según el propio Asensio, la información contenida en la tarjeta carecía de interés periodístico. Por tanto, es evidente que Asensio miró el contenido de la tarjeta. Ahora bien, ¿por qué Dina no defiende su honor y su derecho a la intimidad contra Iglesias y contra Asensio? ¿Por qué sí lo pretende hacer Iglesias, pero solo contra Villarejo y no contra Asensio?

Todo apunta que el ex comisario está esperando a la condena del último caso por el que deba ser juzgado para, con una mano pedir el indulto al que tiene derecho solicitar y con la otra, asfixiar a todos los políticos (empezando por Iglesias si aún gobierna) de los que tenga secretos guardados y garantizar así su inmunidad.

¿O será que ya nada temiendo ni teniendo que perder, la venganza de Villarejo pueda recaer sobre todos los que él crea que no le hayan ayudado?

Por último, Iglesias, que no ha tenido más calle que las discusiones en el bar de la facultad de Ciencias Políticas donde daba clase, ¿de verdad es tan ingenuo como creer que podrá escapar de las garras de Villarejo sino es pasando por taquilla? Recordemos que Villarejo, él solito, “parece” que se ha cargado al PP. En la calle Génova todavía tiemblan si vuelven a condenar a Villarejo.

En mi vida profesional he conocido a policías veteranos de alto escalafón con más tiros pegados que el Virginiano y Rambo juntos. A esta clase de polis, se les llama “caimanes”, no solo por la experiencia que tienen, sino también por la información que poseen y saben usar ante y cuando les interesa. No quiero ni imaginar lo que puede suceder a Iglesias estando en el poder y no queriendo atender los ruegos/peticiones/exigencias de ese gran caimán que es Villarejo. Como los de verdad, sabe esperar en su parte de la charca entre dos aguas, con todos los sentidos alerta y la experiencia e información que ha venido acumulando tanto dentro como fuera de prisión. El ingenuo de verdad es Iglesias cuya máxima experiencia es la bronca universitaria, las disquisiciones en el bar de la facultad (y ahora en el Congreso) y alardear delante de sus gruppies de cómo se pondría cachondo azotando a una periodista mientras saca pechito de macho alfa. Tarde o temprano se va a jugar más que el prestigio y quedar como un mentiroso. Al tiempo…

A la política hay que venir llorado de casa.”
Pablo Iglesias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here