Imán, pedófilo y violador

La Fiscalía pide 15 años de prisión para un imán de Barcelona, acusado de violar de forma continúa a un niño de 12 años, asiduo de su mezquita.

Imán, pedófilo y violador
Todo pasó en esta mezquita de Barcelona | GOOGLE MAPS

La Fiscalía y la acusación particular solicitan 15 años de prisión por un delito continuado de agresión sexual para un imán de Barcelona, acusado de violar a un niño de 12 años, feligrés de su mezquita. Las agresiones se habrían producido en una habitación de la propia mezquita, que está situada en la calle, Almenara Alta, número, 12, de Barcelona. El imán agredía al menor por la noche, pasadas las 21.00 horas, cuando el denunciante Ahmed Y.B.M acababa las clases de religión a las que asistía cuatro veces por semana.

Miedo a denunciar

Los hechos ocurrieron en verano de 2017 y este lunes, 3 de febrero, se dirimirán en el juicio que se celebrara en la Audiencia de Barcelona.

El acusado, el imán, Abdeslam M., no logró consumar la penetración durante la primera vez que atacó al niño, pero sí lo hizo, a partir de la segunda y durante las posteriores y reiteradas agresiones. El pequeño, de 12 años, inicialmente no denunció lo que ocurría a su familia por miedo y por vergüenza, dado que la figura del imán es muy reputada entre la comunidad musulmana, y porque el acusado y el padre de la víctima era amigos.

Amenazas y regalos

Ahmed manifestó ante los Mossos d’Esquadra, cuando finalmente se decidió a denunciar, que el imán le amenazaba, pero también le hacía regalos para que tuviera la boca cerrada. Un día, tras la clase de Corán y la posterior agresión, el imán le compro un dürüm a Ahmed (un kebab) y cuando el menor llegó a casa y sus padres se lo vieron, le preguntaron de dónde había sacado el dinero para ese dürüm y el niño acabó, incapaz de mentir y entre sollozos, explicándolo todo.

En la descarnada declaración que el niño efectuó ante los Mossos, a la que ha tenido acceso eltaquigrafo.com, explicó «el asco y el dolor que sentía cada vez que el imán le penetraba». La víctima explicó a los agentes que su agresor no utilizaba preservativo. 

El imán fue expulsado de la mezquita, pero actualmente se encuentra en libertad provisional.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here